Las familias que vivían en Altius se retiraron

El ex edificio ubicado sobre Avenida Yrigoyen funcionaba como un hospedaje clandestino. El municipio avanzó en su clausura y a partir de allí, las familias fueron notificadas para desalojar el lugar.

Tras la clausura por parte del municipio del ex edificio Altius, donde 16 familias alquilaban en forma ilegal habitaciones, la mayoría de ellas abandonaron el lugar. Sin embargo, se otorgó una prórroga de diez días a 5 familias que aún no habían encontrado un lugar donde vivir.

Las habitaciones que se cobraban entre 4 mil y 4.500 pesos mensualmente, se hallaban en un estado deplorable, sin luz y en algunos casos, hasta sin agua

El secretario de Seguridad de la Municipalidad, Antonio Zúñiga, confirmó este mediodía a El Patagónico que las familias que quedaban en el lugar ya se retiraron por propia voluntad y antes de que venciera la prórroga que se les había otorgado. "Algunas eran parejas solas y había dos que tenían niños", detalló.

El propietario del edificio, Rodrigo Luna Benítez, días atrás en diálogo con este medio desmintió haber tenido conocimiento sobre los fines que estaba teniendo el lugar. "Se la alquilé a este hombre. La idea era que haga modificaciones y una habilitación comercial, pero no sabía que estaba haciendo esto", señaló.

Tras el retiro de todas las familias, la situación del edificio lo resolverá el juez de falta a partir de que se encuentra en una sucesión de derechos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico