Las fórmulas especiales para los bebés no protegen del asma ni de las alergias

Una revisión de datos recogidos durante casi 70 años no halló un efecto protector, y los expertos animan a fomentar la lactancia materna.

Una nueva revisión de los datos sobre estas fórmulas "hidrolizadas" para bebés no ha encontrado ninguna evidencia buena de que realmente protejan a los niños de los trastornos autoinmunes como asma, alergias o diabetes tipo 1.
"No encontramos evidencias consistentes que respalden que la fórmula parcial o extensamente hidrolizada tenga un papel protector", concluyó un equipo dirigido por Robert Boyle, del Colegio Imperial de Londres, en Inglaterra.
"Nuestros hallazgos están en conflicto con las directrices internacionales actuales, en las que se recomienda ampliamente la fórmula hidrolizada para los bebés alimentados con fórmula con antecedentes familiares de alergias", añadieron los autores del estudio.
Un experto en Estados Unidos dijo que el hallazgo plantea dudas sobre la utilidad de estos productos especiales de fórmula.
"Las alergias y las enfermedades autoinmunes [como el asma y la diabetes tipo 1] están en aumento y sería muy adecuado si tuviéramos un camino claro para prevenirlas", dijo el Dr. Ron Marino, presidente asociado de pediatría en el Hospital de la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York.
Según los investigadores británicos, muchas directrices sobre la alimentación de los bebés de todo el mundo (incluyendo América del Norte, Australasia y Europa) recomiendan la fórmula hidrolizada de leche de vaca en lugar de la fórmula infantil estándar para evitar los trastornos autoinmunes durante los primeros meses de vida.
La Dr. Punita Ponda, jefa asistente de alergias e inmunología en Northwell Health en Great Neck, Nueva York, enfatizó que con respecto a la alimentación infantil, la leche materna es la mejor opción con diferencia.
Pero "las directrices principales actuales sobre la fórmula infantil recomiendan a los padres que piensen en usar una fórmula hipoalergénica si un familiar cercano (como un hermano o hermana mayor) tiene una alergia alimentaria", dijo. Eso se basó en estudios anteriores que respaldaban algún tipo de efecto protector, dijo Ponda.
Los investigadores hallaron que los bebés a los que se alimentó con fórmula hidrolizada de leche de vaca no tenían un riesgo más bajo de sufrir asma, alergias (como el eczema, la fiebre del heno y las alergias alimentarias) o diabetes tipo 1 que los que se alimentaron de leche materna humana o de una fórmula estándar de leche de vaca.
Tampoco encontraron evidencias que respaldaran la afirmación aprobada por la FDA de que la fórmula hidrolizada podría reducir el riesgo de eczema (un trastorno de la piel) u otra conclusión de que la fórmula hidrolizada podría evitar la alergia a la leche de vaca.
"La mayoría de los niños tendrán más probabilidades de tener una vida sana si se les alimenta con leche materna", dijo Marino.
Fuentes: Ron Marino, M.D., associate chairman, pediatrics, Winthrop-University Hospital, Mineola, N.Y.; Punita Ponda, M.D., assistant chief, division of allergy and immunology, Northwell Health, Great Neck, N.Y.; HealthDay

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico