Las ganas de volver a Comodoro Rivadavia

Una década pasó de la última vez que Ramiro Herrera estuvo en la capital del petróleo, pero siempre lleva a Comodoro Rivadavia en su corazón. Nunca olvida donde comenzó a jugar rugby, y cada vez que nombran su ciudad se le vienen los recuerdos. "A Comodoro le debo un montón. Es mi ciudad, es el lugar donde conocí este gran deporte en Chenque RC que es el lugar donde comencé a jugar y tengo grandes amigos. Con muchos estoy en contacto, tengo los mejores recuerdos, de ir a El Trébol, de entrenar con frío, de estar mirando a la Primera porque me fui muy chico con 17 años, y seguramente alguna excusa encontraré para visitar la gente que quiero, ir a Chenque RC, y por qué no a disfrutar de un buen asado", le confesó a El Patagónico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico