Las horas más dramáticas de ese 20 de diciembre

Martín Galli, Karina Lamagna y María Arena recordaron las horas más dramáticas del fatídico 20 de diciembre de 2001, que dejó un saldo de 39 muertes, cientos de heridos en todo el país y por las que se desarrolló un juicio por los asesinatos de Alberto Márquez, Carlos Almirón, Gustavo Benedetto, Diego Lamagna y Gastón Riva y 117 heridos en la Ciudad de Buenos Aires.
Arena contó que ese día el padre de sus tres hijos había ido a la mensajería en la que trabajaba durante la mañana y "cuando tuvo que ir a entregar un sobre al centro" se quedó en la manifestación: hablaron por teléfono al mediodía y llegó a decirle que se cuide.
No mucho tiempo después vio su cuerpo sin vida por TV, llamó a la mensajería en la que él trabajaba y escuchó como su jefe le decía que no podía tratarse de Gastón.
En un acto reflejo, se dirigió al placar que compartían con el único deseo de encontrar planchada la ropa con la que su compañero había aparecido en televisión pero no estaba. El siguiente acto la encontró en el hospital Argerich donde le confirmaron la noticia de la muerte del padre de Camila, Agustina y Matías, que tenían 8, 3 y 2 años.
Karina Lamagna estaba en Puerto Madryn, mientras que su hermano había vuelto de Córdoba el 18 de diciembre para estar con su madre, María, en esas fiestas". Dos días más tarde Diego vio por televisión la imagen de la policía montada sobre las Madres de Plaza de Mayo y sintió que debía estar ahí. "Me voy", le avisó a su madre y ya no volvió.
Martín Galli llegó ese día desde el Oeste, en tren, se encontró con amigos en Once porque querían llegar a Plaza de Mayo y a las 17 fueron al edificio Del Plata, donde se toparon con "tres autos y una camioneta que venían del lado de Constitución y empezaron a disparar".
"Me salvó 'El Toba', un manifestante que me hizo respiración boca a boca y me pudo llevar al hospital", rememoró Galli y aseguró: "cuando escucho las historias de las chicas pienso que a mí no me pasó 'casi nada' porque la puedo contar. Ahora quiero que estos tipos paguen por los que ya no están".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico