Las infracciones de carácter leve encabezaron el ránking de multas

"Tuve que bajar de urgencia a comprar un remedio". "No vi las marcas del estacionamiento o el cartel". Estas son las excusas más frecuentes que utilizan los automovilistas al momento de realizar un descargo por una multa de tránsito que intentan suavizar.

Según los datos aportados por el Tribunal Administrativo de Faltas Municipal, en el último año ingresaron a los juzgados que lo conforman cerca de 22.039 multas en materia de Habilitaciones Comerciales, Abasto, Bromatología y Veterinaria, Servicios Públicos, Parques y Paseo y Tránsito, siendo este último ítem el que registró la mayor cantidad con por lo menos el 70 por ciento de las actas.

Desde la subsecretaría de Control Operativo optaron por no dar el número total de multas realizadas por el Departamento de Tránsito, ya que a dos meses del inicio de gestión y el comienzo de año aún queda mucho trabajo por realizar en materia de estadísticas. Sin embargo, sí aportaron porcentajes.

De esta forma, se confirmó que el 46% de las infracciones del Departamento de Tránsito son por estacionamiento indebido, mientras que un 30% fueron labradas por no poseer la tarjeta horaria, dos infracciones que tampoco hacen a la tarea preventiva en materia de seguridad vial.

Las infracciones graves representaron un 10 por ciento, y el resto se distribuye entre otras infracciones como carencia de licencia de conducir o Verificación Técnica Vehicular (VTV), uso del teléfono celular al momento de conducir y falta del pago de patente o seguro. No hay datos por el uso de polarizados y ruidos molestos.

Para el juez Daniel Escolar, una de las fuentes consultada por este medio, la cantidad de infracciones por estacionamiento indebido tienen una sencilla explicación: "la gente no respeta".

"Lamentablemente no es solidaria. No hay que poner a todos en la misma bolsa, pero cada vez que paseo por las calles de Comodoro siempre me cruzo con alguien que está estacionado en una rampa", explicó. "También hay gente que es reincidente, pero en las infracciones graves que son exceso de
velocidad, semáforo en rojo y alcoholemia no pasa tanto", agregó.

Con esta apreciación coincide el juez Juan Carlos Flores a cargo del Juzgado de Faltas 2, quien entiende que en materia de faltas graves "hay mucha conciencia", y aclaró que "la gente sabe que en un estado de ebriedad las multas son altísimas y que no hay pago voluntario. Entonces buscan la posibilidad de una financiación, con la posibilidad de pagar con tarjeta".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico