¿Las mujeres son infieles por naturaleza?

Las mujeres están predispuestas a mantener aventuras amorosas como "plan B" en el caso de que la relación sentimental con su pareja falle en cierto momento,

Según la hipótesis de los investigadores de Texas en Estados Unidos, los humanos evolucionaron socialmente para ir probando y analizando sus relaciones sentimentales en busca de la mejor opción a largo plazo.
“La monogamia de por vida no es característica de los patrones de apareamiento primarios de los humanos”, explicó el doctor David Buss, autor de la investigación, por más que esta práctica fue imperante en la historia de la humanidad.
En la antigüedad las enfermedades, la mala alimentación y las deficientes condiciones de salubridad hacían que la esperanza de vida no pasara de los 30 años, por lo que buscar y asegurar una pareja protectora apropiada era un objetivo primordial, afirman los autores del estudio.
“Romper la relación con una pareja y copular con otra podría caracterizar con mayor precisión la estrategia de apareamiento común, quizás primaria, de los humanos”, afirmó Buss.
“Las aventuras amorosas sirven como método para asegurar un compañero sentimental que pueda convertirse en una opción segura en el futuro, ya que la pareja actual puede también engañar a la mujer, abandonarla, fallecer o deteriorar el valor de la relación”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico