Las Ovejas y el Area Natural Protegida Epu Lauquen

Se trata de una pequeña localidad con todo lo necesario para el turista y que es conocida como la puerta de entrada a maravillosos paisajes del norte neuquino, entre ellos, el pueblo de Varvarco, las dos lagunas y el mirador La Puntilla.

Las Ovejas, está a 1523 kilómetros de Comodoro Rivadavia y a 491 de la capital neuquina. Es el punto de inicio a muchos de los principales atractivos de la zona e integra el Corredor Neuquén Norte junto a Chos Malal, Andacollo, Manzano Amargo, Huinganco y Varvarco.
Sus primeros habitantes fueron los pehuenches, que utilizaron el lugar como invernada para sus animales. Posteriormente lo comenzaron a utilizar los crianderos de ovejas, de allí su nombre. En ese tiempo existían los llamados "bandoleros" - cuatreros- cuyos referentes más importantes fueron los hermanos Pincheira.
Aunque la localidad es pequeña dispone de los servicios necesarios para garantizar una buena estadía: variedad de establecimientos de alojamiento y servicio de alimentación, abastecimiento de combustible, cajero automático, transporte público y Oficina de Informes Turísticos.
Las Ovejas tiene el encanto típico de los pueblos cordilleranos del norte neuquino, tranquilidad y naturaleza, que resultan una combinación ideal para aquellos que desean pasar unas vacaciones distintas.
Sobre Ruta Provincial 43, unos 25 kilómetros al norte de Las Ovejas, se encuentra Varvarco, otra pequeña localidad, cuna de cantoras del norte neuquino representantes de la cultura musical folklórica autóctona. Allí los ríos Neuquén y Ailinco ofrecen muy buena pesca y se pueden organizar excursiones a las lagunas La Totora, Los Chenques, Varvarco Campos y Tapia, entre otras.
Desde Varvarco y por Ruta 54 se encuentra Manzano Amargo a orillas del río Neuquén. Es el paseo obligado por la atractiva forestación de pinos en sus cerros y el salto del arroyo La Fragua, con una cascada de más de 40 metros de altura, de gran belleza entre rocas basálticas y formando rápidos de 200 metros de longitud.
En verano se puede acceder al río Pichi Neuquén, las lagunas de Varvarco Campos, La Fea y de La Leche cruzando la naciente del río Neuquén. Es un increíble recorrido especialmente por el Cajón de los Chenques, hasta Los Cerrillos con el impresionante paisaje de erosión.

EPU LAUQUEN Y MIRADOR LA PUNTILLA
Las Ovejas es el lugar ideal para hospedarse para quienes deseen visitar el Área Natural Protegida Epu Lauquen, que fue creada en el año 1973 con el propósito de proteger el Bosque Subantártico más norteño de la cordillera andina que alberga especies del roble pellín, así como especies propias de la Estepa Patagónica Arbustiva.
Epu Lauquen significa "Dos Lagunas", y se refiere a las lagunas Superior e Inferior, que son las primeras y más accesibles de este sistema que involucra en total a cuatro (o cinco, según si se cuenta o no a la Laguna Vaca Lauquén).
Hay que aclarar que en la zona se llama "laguna" a verdaderos lagos cordilleranos, como son los de Varvarco Campo y Varvarco Tapia, un poco más al norte. Para llegar se debe tomar la Ruta Provincial Nº 45, la misma es de ripio, y en invierno debido a las intensas nevadas que se registran en la zona suele inhabilitarse. El área posee innumerables senderos donde es posible practicar trekking, mountain bike y observación de fauna, como el sendero interpretativo "Hayas del Sur". La observación de aves aquí tiene un condimento especial, ya que se puede apreciar el Huet huet castaño. Cabe destacar que en el ingreso al parque donde se encuentra la Seccional del Guardaparque, todos los veranos generalmente se disponen de algunos servicios básicos para el visitante.
Por Ruta Provincial 43 unos 5 km hacia el norte de Las Ovejas se encuentra el mirador La Puntilla, que tiene una vista que quita la respiración a los visitantes. Se ubica estratégicamente en un risco de unos 1000 metros de altura, cuenta con seis balcones unidos por una pasarela confeccionados en madera y tiene un recorrido de unos 130 metros con escalinatas que lo hacen más fácil. A través de cada una de sus estaciones se puede apreciar una vista panorámica de inigualable belleza, propicia para los amantes de los safaris fotográficos.
Entre los lugares que pueden contemplarse desde el mirador La Puntilla, figuran Huinganco, uno de los lugares más cautivantes del norte neuquino y que debido a su belleza se lo denomina "El Jardín del Neuquén". También se puede apreciar el paraje Butalón Norte y el yacimiento de arte rupestre de Colo Michi Có, el más importante de la Patagonia y también de América. Desde otro de los balcones se puede ver el Domuyo de 4709 metros sobre el nivel del mar, la Cordillera del Viento y los Andes con sus cerros de distintas tonalidades y sus cumbres nevadas, además del intrincado recorrido del río Neuquén.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico