Las perlitas del balotaje

El célebre imitador de Francisco que cambió de vereda acompañó a Daniel Scioli, un halo de misticismo cuando habló María Eugenia Vidal y una camisa de color amarilla para Lorena Scioli son algunos de los particulares detalles que tiene este balotaje.

El candidato a presidente por el Frente Para la Victoria llegó en la mañana a la escuela 16 de Dique Luján, en Tigre junto con su esposa Karina Rabolini y su hija Lorena, sin embargo quien estuvo esperándolo fue el papa Francisco personificado en un habitual imitador del sumo pontífice, así como un grupo de gauchos.

El falso Papa cambió de vereda tras las elecciones a jefe de Gobierno porteño que ganó Horacio Rodríguez Larreta y de mostrarse en el búnker del PRO pasó a formar parte del staff del Frente para la Victoria.

Sin embargo la hija del actual gobernador bonaerense fue quién llamó la atención de las personas que estaban en Tigre, ya que apareció con una camisa amarilla, color vinculado al PRO de Mauricio Macri. Ella salió a aclarar que no era amarilla sino que "era verde limón".

Por su parte, la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal se acercó a Castelar a emitir su voto y en medio de su alegría, según admitió, manifestó que había soñado con que este domingo iba a ser "un día muy feliz". El mensaje angelical de Vidal estuvo siempre acompañado por el repiquetear de las campanas de una iglesia cercana. Lo que para muchos fue un ruido molesto que impedía escuchar a la gobernadra bonaerense electa, para ella pareció ser una referencia celestial.

El empresario Cristiano Rattazzi, titular de Fiat Argentina, se presentó en una escuela de La Matanza, donde fiscalizó una de las mesas y manifestó en redes sociales su deseo porque "Argentina pueda salir adelante luego de 85 años de frustaciones".

Por su parte, Mauricio Macri, el candidato presidencial de Cambiemos, fiel a su costumbre, llegó a la escuela de Palermo junto con su esposa, Juliana Awada y esta vez trajo más facturas que en las veces anteriores. Fueron dos bolsas con facturas para las autoridades de mesa, periodistas, camarógrafos y el público que estaba presente. De todas maneras, no fue una votación fácil para el candidato de Cambiemos, ya que una autoridad fiscalizadora tuvo que abrir y cerrar la puerta del cuarto oscuro de la mesa donde sufragó ya que el picaporte estaba defectuoso.

Mientras tanto una autoridad apareció en una escuela con una campera con los colores de la bandera de Estados Unidos, llamó la atención de diferentes personas, las cuales se hicieron eco de ello en redes sociales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico