Las personas también se pueden "medir"

El procesamiento de datos a gran escala brinda herramientas útiles para la gestión de los recursos humanos. Y no solo para los colaboradores que se tienen, sino también para reducir el margen de error a la hora de contratar a futuros empleados.

Así como la tecnología está cambiando radicalmente los procesos productivos en las empresas, el análisis sistemático de grandes volúmenes de datos para la toma de decisiones también está cobrando una gran importancia para la gestión de los Recursos Humanos.
Los beneficios de Big Data son varios: para la toma de decisiones y mejorar el desempeño profesional de las personas, y para la evaluación previa a la contratación de colaboradores.
Luis Garay, gerente de Bayton Tecnología, analiza: "Para tomar la decisión de implementar un software de recursos humanos, se debe determinar qué herramienta es la más adecuada para almacenar, gestionar y aprovechar los datos que generan procesos como las evaluaciones periódicas de clima organizacional, competencias laborales e indicadores de desempeño, o cualquier otro proceso que requiera de análisis y se desee mejorar. Todos esos procesos permiten entender mejor la eficacia de las inversiones que se hacen para mejorar la productividad, aumentar la motivación laboral y reducir la rotación laboral".
Según los especialistas "la necesidad de una empresa de trabajar con esta clase de sistemas nace cuando esta asume que el volumen de personas administradas requiere imperiosamente ser gestionado por un software diseñado para este propósito".
"Hoy las empresas si no implementan analytics se pierden hacerse las preguntas clave del negocio: ¿por qué hacemos lo que hacemos? ¿cómo lo hacemos? ¿qué hacemos? ¿para quién? ¿cuál es el valor interno para nuestros empleados? ¿cuál es el valor para mi cliente?", sostiene Cecilia Giordano, CEO de la consultora Mercer. Y añade: "Las preguntas permitirán detectar las fuentes de donde hay que sacar la información. Y muchas veces en este camino uno descubre que los sistemas no están actualizados o no están generando los datos requeridos y esto hace repensar y rediseñar los procesos, los sistemas y los roles y responsabilidades de las personas".
Un estudio de la empresa Meta4, considera que "la toma de decisiones en el área de Recursos Humanos se convirtió en un aspecto crítico para el éxito de las organizaciones. Tanto la disputa por atraer y retener a los mejores talentos como el objetivo de asignarles las posiciones adecuadas, en las condiciones que faciliten un desempeño más eficiente, requieren el uso de una serie de herramientas tecnológicas especialmente diseñadas para esa tarea". El informe afirma que solo un 24% de las empresas argentinas dispone de sistemas integrados para acceder a la información de los empleados. Es decir que tres de cada cuatro deberán invertir en ese aspecto para atender las exigencias actuales.
Pablo Mato, director general América Latina Sur de Meta4, explicó que "no es suficiente saber que los datos existen dentro de la organización, que están en algún lado. Es necesario que la información esté integrada a la organización, de forma tal que los datos estén ordenados y presentados de una manera accesible en el momento indicado. Allí está el verdadero diferencial para una empresa, y es una prueba de fuego para los sistemas globales de Recursos Humanos dar una respuesta satisfactoria".
En cuanto a los programas de capacitación para la formación profesional, el proceso de datos ayuda a fortalecer la capacidad productiva en las organizaciones, al medir la eficacia de esas políticas y garantizar que las inversiones que se están haciendo sean inteligentes.
Pero además, el Big Data tiene un papel importante para la incorporación de futuros empleados. "Mediante el uso de un gran volumen de datos, el departamento de recursos humanos puede ser mucho más analítico y estratégico en sus procesos de reclutamiento. En lugar de navegar entre cientos de CVs repetitivos y de depender de corazonadas y sensaciones, es posible aprovechar los datos reales para evitar caer en malas contrataciones. Datos como su presencia y comportamiento en redes sociales, bases de datos en línea, registros de empleos anteriores y aplicaciones a vacantes, configuran información valiosa para elegir a la persona adecuada", asegura Garay.
Es importante destacar que la tecnología permite que casi cualquier empresa, sin importar su tamaño, tiene a su alcance las herramientas para la implementación de Big Data. Giordano señala al respecto que "hoy la tecnología no es un desafío y ni clave para el manejo de grandes volúmenes de datos", sino que "es un commodity para el mundo en que vivimos, donde está disponible y es accesible". "La estrategia está mucho más enfocada en diseñar el camino de la información para poder extractar los datos clave para la toma de decisiones de las fuentes disponibles, sistemas, redes sociales, sensores", añade.
Por último, Garay advierte que "tan importante es adaptar el cambio que debe hacerse sobre la capacidad analítica a la obtención de conocimiento real de los datos que ofrece el Big Data como tener la capacidad de liderazgo suficiente para involucrar a toda la organización en este cambio sin lugar a dudas positivo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico