Las protestas en México dejan un muerto, 250 comercios saqueados y 500 detenidos

Las movilizaciones populares son consecuencia del ajuste en el precio de las naftas de entre 14 y 20 por ciento, desde el 1 de enero, como parte de una flexibilización del mercado de combustibles.

La Iglesia católica y empresarios llamaron al gobierno de México a "reconsiderar" el Gasolinazo, el aumento de los precios de los combustibles que causó protestas que dejaron al menos un policía muerto, otros cinco heridos, más de 500 detenidos -un centenar de ellos acusados de terrorismo- y 250 comercios saqueados, y que continuaban ayer con bloqueos de rutas en cinco estados.
La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) llamó al gobierno, legisladores y partidos políticos a "reconsiderar" el Gasolinazo y resolver esta coyuntura de manera "inteligente y creativa".
En conferencia de prensa, Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de la CEM, exhortó a las autoridades a ser "sensibles" ante este "golpe radical" a la economía familiar.
Insistió en que se debe "bajar" el precio de los combustibles, pues el aumento generó descontento, actos de protestas e incluso saqueos.
Mientras, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, pidió al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto que sea "sensible en lugar de irse por el camino fácil de subir los impuestos a las gasolinas".
"El gobierno pide comprensión a los mexicanos, pero para pedir primero hay que dar. ¿Qué le dará el Estado a los ciudadanos? ¿Cuál es su compromiso? Estamos a la espera de escucharlo", dijo al diario El Universal.
En los sucesos del miércoles falleció un policía y otros cinco resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México.
En tanto, más de 500 personas fueron arrestadas en la Zona Metropolitana del Valle de México a raíz de los saqueos y actos vandálicos cometidos, reportaron diversas autoridades.
"De acuerdo con información proporcionada por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, se tienen registrados 430 detenidos en flagrancia por su presunta participación en actos vandálicos", indicó el gobierno del estado México en un comunicado citado por la agencia EFE.
Entre esos detenidos figuran cuatro policías de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES) del Estado de México que fueron registrados tomando objetos de un supermercado en la localidad de Ecatepec.
Además, 96 personas fueron detenidas y acusadas de terrorismo y motín en el estado Veracruz, en el este del país, a raíz de los saqueos cometidos durante las protestas.
El gobierno de Veracruz informó en un comunicado de prensa que fueron detenidos no solo personas que participaron en los saqueos sino también usuarios de redes sociales que convocaron a cometer actos delictivos contra autoservicios y otros comercios.
Asimismo, al menos 250 comercios en siete estados y el Distrito Federal fueron saqueados, informó el director de Relaciones con el Gobierno de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), Manuel Cardona.
En la zona de Veracruz y Boca del Río, donde se registraron los mayores conflictos, ayer había paros del transporte público -colectivos y taxis-, por lo que cerca de medio millón de habitantes tenía dificultades para desplazarse.
Aunque no se habían reportado nuevos casos de pillaje, el clima de protesta se mantenía ayer, luego de que Peña Nieto dijera ayer que entendía el malestar de los ciudadanos y sostuviera que la decisión de encarecer los combustibles era una "prioridad" de su gobierno para evitar escenarios peores.
En al menos cinco estados se registraban ayer bloqueos de rutas y de accesos a centros de distribución de combustibles, así como protestas frente a instalaciones de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y convocatoria a nuevas marchas a través de redes sociales de internet.
El ajuste del precio de las naftas de entre 14 y 20 por ciento es parte de una flexibilización del mercado de combustibles que empezará en marzo en varias regiones de México y que culminará en 2018.
La flexibilización, comentó la agencia DPA, está enmarcada en la reforma energética emprendida en 2014 por la administración de Peña Nieto; incluye un esquema abierto con nuevos actores privados, y permitirá que la oferta, la demanda y los costos sean los que determinen los precios del combustible.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico