Las PyMES de la Patagonia están recibiendo la factura de gas con subas de hasta 2000%

Las pequeñas y medianas empresas de la Patagonia están recibiendo las boletas de gas con subas de hasta 2000% que, además de inesperadas, a muchos empresarios les resultan imposibles de pagar.

Desde la Confederación Argentina de Medianas Empresas realizaron un llamado de atención sobre las fuertes subas denunciaron "es imprescindible establecer compensaciones o ir hacia subas graduales, no bruscas como las actuales, que encuentra a las PyMES en plena caída de la actividad económica. Afecta a todos los sectores económicos, desde el comercio, la industria, el agro, hasta servicios turísticos, culturales y educativos".

Ampliaron además que "la situación de las PyMES patagónicas es entre preocupante y alarmante. A las subas recientes en las tarifas de luz, se sumaron ahora aumentos de hasta 2000% en las facturas de gas que están llegando por el consumo de abril. El impacto es fuertísimo, especialmente en sectores que hacen un uso intensivo de ese recurso en esta época, como lo son la industria y los servicios como el turismo. Además, en este último caso, se agrega que las empresas ya pasaron las tarifas de la temporada otoño-invierno sin planificar semejante aumento, y deberán ser absorbidas por los empresarios".

Se pudo conocer además que según el "Segundo Monitoreo de Impacto Tarifario" realizado esta semana por CAME entre 100 empresas de la Patagonia, los aumentos difieren entre empresa y empresa, pero afectan a todas las que operan entre Neuquén y Tierra del Fuego.

Para dimensionar la magnitud del impacto señalan que: "el 88% de las PyMES consultadas recibió aumentos mayores al 500% en las tarifas de gas (quitando incluso el efecto del mayor consumo de abril sobre marzo), y peor aún si se tiene en cuenta que el 65% recibió las tarifas con aumentos mayores al 1000%. Incluso el 27% tuvo aumentos de entre 1.500 y 2000%".

Algunos de los casos más preocupantes relevados:

-Empresa del rubro Educación, Investigación y Desarrollo de Río Grande (Tierra del Fuego): recibió la factura de gas de abril por $47.700, que multiplica por 139 veces a la de marzo por $343. Pero quitando el efecto de menor consumo de marzo, el incremento tarifario real del gas es 1.962%.

-Almacén pequeño de Río Gallegos (Santa Cruz): la boleta de gas, para el mismo nivel de consumo, pasó de $500 en marzo a $9.200 en abril; es decir, aumentó 1.740%

-Comercio polirrubro en Puerto Santa Cruz: la boleta de gas pasó de $290 en marzo a $6.570 en abril (+2.166%), pero quitando el efecto del mayor consumo de abril, el aumento real mensual es de 1.865%.

-Pequeño comercio de Cipolletti (Neuquén): la factura de gas pasó de $55 en marzo a $1.480 en abril (+2.591%) aunque, quitando el efecto de mayor consumo, la suba real fue de 1.870%.

-Librería de Río Grande (Tierra del Fuego): la boleta de gas pasó de $165 en marzo a $4.900 en abril (+2.870), pero quitando el efecto del mayor consumo, la suba es de 1635%.

-Hotel en Puerto Madryn (Chubut): la boleta de gas pasó de $405 en marzo a $11.100 en abril (+2.640), pero quitando el efecto del mayor consumo, la suba es de 1340%.


"Entre abril y septiembre muchas empresas hacen un uso intensivo del gas. Si bien todas esperaban una actualización tarifaria, la suba superó ampliamente cualquier expectativa. Lo grave es que presiona muy fuerte sobre los costos de todas las PyMES de la zona, y enfrenta a muchas a la decisión real de continuar o cerrar la actividad. Es indispensable que se busque un equilibrio más sustentable entre la necesidad de actualizar las tarifas y las posibilidades del empresario de asumir esos incrementos en el actual contexto recesivo. Eso implica o bien retrotraer las tarifas y plantear un esquema de aumentos más gradual, o bien establecer algún tipo de compensaciones para las PyMES" finalizaron desde la entidad que ve con preocupación todo lo que sucede con la quita de subsidios y aumentos desmedidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico