Las ruinas y los ruines

Los números de la ayuda para reconstruir Comodoro y la notebook que nunca se perdió . Uno que tiene algo para celebrar, el que dio el paso al costados y los que ya se muestran los dientos.

La preocupación

El martes llegaron a Comodoro Rivadavia para monitorear la catástrofe y empezar a definir las obras necesarias para reconstruir la ciudad los subsecretarios del Interior, Juan Carlos Morán, y de Planificación Territorial de la Inversión Pública, Fernando Álvarez de Celis.
Luego de la reunión en el Predio Ferial del Comité de Reconstrucción -que integran funcionarios nacionales, provinciales y municipales-, se decidió hacer una nueva recorrida por los lugares más críticos de la ciudad.
De regreso en el Predio Ferial, el ex responsable del PAMI Chubut, Ignacio Torres, ingresó a la sala de reuniones para hacer sus anotaciones y de paso, tal vez, chequear algo de información en su notebook. Luego de unos minutos de desconcierto, el funcionario salió pálido de la oficina indicando que no estaba su computadora.
Las alarmas se encendieron porque a esa sala sólo podían ingresar los funcionarios y sus colaboradores. Todo el mundo, entre sorprendido e indignado, se puso a buscar la dichosa computadora, y hasta se decidió comenzar a chequear las cámaras de seguridad.
Tras media hora de dar vuelta todo el predio, Torres recordó: "no, pará, pará, pará" y se comunicó vía celular con un colaborador de Rawson, que le confirmó que la notebook había quedado en la capital provincial. Entre el alivio y la vergüenza, quien aspira a ser candidato a diputado nacional por el PRO se fue silbando bajito del Predio Ferial.

Hubieran avisado

Parece que la memoria y la comunicación no son el fuerte de Torres porque, como se dijo, entre el alivio y la vergüenza, el ahora coordinador del Ministerio del Interior se retiró del Predio con dos certezas: que no había perdido la computadora y que había protagonizado un papelón.
Por esa razón, tal vez para tomar distancia y mientras todos se preguntaban cómo no se había percatado de que en su portafolio no estaba su computadora durante todo el día, optó por irse y dejar atrás su paso en falso.
En el Predio no solo continuaron las reuniones con los funcionarios, sino que también se siguió trabajando en todo lo atinente a la tormenta. Casi sobre el final de la jornada, la gente de seguridad se acercó a uno de los secretarios municipales para, con cara de pesar, informar que tras haberse revisado las cámaras no se había detectado a nadie llevándose la computadora de Torres.
Es decir que a nadie se le ocurrió avisarles a los responsables del cuidado patrimonial del Predio que la notebook había aparecido o que, en realidad, nunca había estado en Comodoro.
Luego de que se les comunicara la novedad, además del alivio, seguramente hubo alguna que otra maldición, al menos mental, para quien los hizo trabajar sin necesidad en algo tan tortuoso como es la revisión de las cámaras.

Los números no cierran

Cuando terminó la reunión, los funcionarios encabezaron una conferencia de prensa, en la que el intendente Carlos Linares, rescató la decisión de avanzar, en consenso, en la definición de obras que, insistió, esta vez se realizarán de manera ordenada y de acuerdo a las prioridades que se pongan desde los equipos técnicos de los tres estados.
Posteriormente el subsecretario de Interior de Nación, Juan Carlos Morán, también sumó su voz para justamente hacer hincapié en la definición conjunta de las obras porque, dijo, "es necesario cuidar los fondos públicos". El subsecretario se quedó sin muchas palabras cuando se le repreguntó si los 1.200 millones de pesos anunciados por Nación para ayudar a Comodoro Rivadavia eran el piso o el techo, ya que a simple vista se iban a necesitar muchos más fondos.
Luego de la primera respuesta evasiva, ante la repregunta por el camino de circunvalación, que puede hoy no ser prioridad pero quedó claramente expuesta su necesidad, el funcionario tuvo que salirse de su libreto atildado para hacer referencia a lo que más le gusta al actual gobierno nacional, que es hablar del pasado.
"Y son esas obras que no se hicieron hace mucho tiempo", dijo tras aclarar que su intención no era caer en un discurso político. El funcionario, ante la repregunta, tuvo que reiterar que las obras se van a definir en dos o tres semanas y que los 1.200 millones no implican que la inversión de Nación quedará en ese monto, que es importante pero también insignificante en función del daño que a la ciudad provocó el temporal. ¿Será así?

Tampoco en la SCPL

En la semana que pasó, el mismo martes, la SCPL mantuvo una reunión de trabajo con la prensa, a la que se le detalló el arduo trabajo realizado durante este primer mes de la catástrofe y las proyecciones que tiene la propia cooperativa hacia el futuro inmediato.
En el encuentro quedó claro que, precisamente los 1.200 millones de pesos dispuestos por Nación no alcanzan, algo que se ratificó al día siguiente, también en la SCPL, en la reunión con los técnicos de CAMMESA.
La primera mención sobre el tema y con el que queda claro que la plata dispuesta por Mauricio Macri no alcanza, es que reparar y hacer a nuevo todas las redes de agua y cloacas, como corresponde, costaría -como mínimo- 2.500 millones de pesos.
La segunda se conoció al día siguiente, cuando en la sala de reuniones de la SCPL se dieron cita los técnicos de CAMMESA, generadores y grandes usuarios. En contacto con los medios, el gerente de la Federación de Cooperativas Chubutenses, Osvaldo Schanz, informó que la prestación del sistema eléctrico pende de un hilo.
Para asegurar una correcta prestación, la obra necesaria sigue siendo la subida al sistema interconectado nacional, ese que unió Puerto Madryn con Pico Truncado obviando expresamente a Comodoro en 2007. Esa obra, que si se empieza hoy recién estaría lista en tres años, tiene un costo de 30 millones de dólares.

Ah, bueno...

En la reunión que se desarrolló el lunes 24 en el Pueyrredón con el intendente Carlos Linares, el viceintendente Juan Pablo Luque y otros funcionarios, los vecinos volvieron a plantear su pedido para que se aceleren los trabajos de saneamiento en su barrio.
En tal sentido, entregaron a las autoridades un documento con 8 pedidos concretos, entre ellos obras como un canal evacuador, sobre el que se insistió en la necesidad de definirlo y desarrollarlo convenientemente para evitar problemas ante una lluvia futura.
Como los vecinos insistieron tanto en ese pedido, intervino el secretario de Infraestructura, Abel Boyero, que aceptó la solicitud y les dijo a los vecinos que se quedaran tranquilos ya que, recordó, es ingeniero, con un posgrado en obras hídricas.
Boyero repitió su título y posgrado a los vecinos que, sorprendidos o lejos del centro de la reunión, no habían escuchado o desconocían el prestigioso currículum del secretario a cargo de las obras –futuras y pasadas- que tienen que mejorar la calidad de vida de los comodorenses.

Aprovenchando el temporal

El viernes a la noche, en Trelew, se realizó un asado entre el intendente Adrián Maderna y sus más estrechos colaboradores directos. En el ágape, rociado con buen tinto y algún que otro blanco para aquellos que no saben de maridajes, primero se habló de la crisis del agua potable en la ciudad.
Sobre el tema, que generó una importante movilización y reclamo de los trelewenses, no se habló mucho ya que, entre molleja y molleja, se entró en el tema central del encuentro que fue la candidatura a la gobernación de 2019.
No se sabe si fue el propio Maderna o alguno de sus estrechos colaboradores, pero alguien dijo que "con lo que sucedió en Comodoro, Linares ya está fuera de carrera" y de inmediato, levantó su copa para asegurar que "ahora más que nunca, queda claro que hay que ir por la gobernación", convite que fue celebrado por todos.
Luego de avalar la decisión política, envalentonados por la situación o porque no habían quedado bebidas en el quincho, el grupo referente salió de caravana a varios boliches valletanos, en donde encendidos comenzaron con la consigna "Maderna 2019", ante la sorpresa de los presentes, que siguen maldiciendo al intendente por la falta de potabilización del agua.


Ni mu

En el dasnevismo, el renacimiento de la campaña de Maderna a la gobernación solo generó algunas sonrisas, pero también el resurgimiento de la bronca interna, ya que no es la primera vez que el intendente de Trelew se acerca y luego se aleja del gobernador y sus estrategias políticas.
En Chubut Para Todos -como se llama el Frente Electoral- se detuvo toda la discusión política hasta que al menos bajen las aguas o el barro todavía acumulado en Comodoro y otras ciudades.
De todos modos, mientras se aguarda hasta junio para definir los candidatos a la diputación nacional de este año, en el partido del gobernador la jugada de Maderna se ve como una nueva traición ya que todo parecía indicar que el intendente de Trelew iba a jugar en ese frente.
Si Maderna mantiene su postulación, de ninguna manera podría jugar este año con Chubut Para Todos ya que el gobernador fue claro cuando pidió hace meses que nadie se haga los rulos para esa postulación ya que buscará una nueva reelección.

Desenfocado

La postulación del intendente de Trelew aparece, como mínimo, apresurada y hasta desenfocada para los críticos tiempos que corren, no solo en Comodoro sino en la propia Trelew, que semanas atrás tuvo una movilización en reclamo de la potabilidad del agua.
En esa movilización, Maderna también quedó atrapado por sus fantasmas ya que, en lugar de entender el problema que motivó a los vecinos a ganar las calles, acusó primero al Frente para la Victoria y luego al dasnevismo de promoverla.
Mientras tanto, y desde que es intendente y antes de este problema con el agua, la imagen del jefe comunal -según varias encuestas- descendió de manera fortísima.

Se bajó "el Turco"

En el FpV hay precandidaturas que se mantienen y otras que, sorpresiva y abruptamente, se bajaron como la del propietario del diario Jornada, Jorge Aidar Bestene, que en la semana que pasó oficialmente archivó su pretensión de ser candidato a diputado nacional.
"Quiero informar que por razones estrictamente personales he decidido bajar mi precandidatura a diputado nacional por el sub lema Primero Chubut del Partido Justicialista", indicó Bestene, quien afirmó que en su declinación "no hay cuestiones políticas ni de otra índole" y sostuvo " todos y cada uno de los conceptos que expresé desde comienzos de marzo cuando anuncié mi intención de ser precandidato".
Hasta esta declinación y mientras se esperaba ver el canal de diálogo que podía desarrollar con el intendente Linares, su ex rival en la fallida interna, Bestene parecía el candidato más fuerte del FpV, y solo había aparecido la intención de disputarle el terreno el intendente de 28 de Julio, Omar Burgoa, que se asegura que también está analizando esa intención.
Mientras se espera qué es lo que hará Linares, que hoy más allá de algunas reuniones circunstanciales obviamente está cien por ciento con el trabajo por la reconstrucción de la ciudad, los que quedan en carrera son Néstor Hourcade, actual secretario político del bloque del FPV de la Legislatura, Miguel "Coné" Díaz con su recurrente postulación en cada elección, el desconocido Martín Majersic, el intendente de Epuyén, Antonio Reato, y sigue pendiente la posibilidad de Cecilia Torres Otarola, a quien el jefe político de la ciudad siempre apoyó como posible componente de la futura fórmula.

Alianza Cambiemos

En la Alianza Cambiemos, y pese a que el temporal también aquietó las aguas y tiempos de definiciones, se observa una interesante puja entre el coordinador del ministerio del Interior, Ignacio Torres, por el PRO, y el actual síndico del banco Chubut, el abogado comodorense Gustavo Menna por el radicalismo.
Hasta el momento, las conducciones partidarias no se han juntado para definir los pasos a seguir y las candidaturas, pero Torres hace meses está sembrando el terreno para su precandidatura, primero desde la cercanía del gobernador Das Neves y luego ya y decididamente desde el PRO.
El ex diputado provincial por la UCR, en tanto, todavía no realizó ningún movimiento en firme para apuntalar esa precandidatura, que es reclamada desde las propias filas ucerreístas. Se especula que con una decisión tomada que se verá si es compartida o no por la conducción partidaria, Menna comenzará en semanas a poner en marcha su nueva intención de llegar al Congreso de la Nación, más allá de que su correligionario y actual presidente de la UCR, César "Oso" Herrera, ya ha deslizado que es partidario de mantener su alianza de intereses con los neoliberales del PRO.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico