Las tabacaleras dicen que no deben aumentar los cigarrillos

Mayoristas y kioscos de todo el país comenzaron a retener mercadería o aumentarlos hasta 20 veces el valor de los paquetes por rumores de nuevos cambios impositivos.

Kioscos de todo el país aumentaron hasta 30% los precios de los atados de cigarrillos, ante rumores de nuevos cambios impositivos. Sin embargo, las empresas tabacaleras ratificaron los valores vigentes desde el 31 de noviembre, por lo que esas subas no son oficiales.

Los precios de los cigarrillos tienen un alto componente impositivo. Según fuentes del sector, ocho de cada diez pesos que se pagan por un paquete son impuestos.

En mayo último, el Gobierno aumentó por decreto los impuestos internos de 60 a 75%, lo que provocó una suba promedio de 50% en el precio del atado. En todo 2016, los cigarrillos aumentaron, en promedio, 70%. Ocurre que los impuestos que componen el precio del paquete de cigarrillos se renuevan todos los años y, hasta el momento, el Gobierno no prorrogó la estructura impositiva del atado.

Dos son los impuestos que afectan a los cigarrillos. El impuesto interno y otro tributo llamado Fondo de Asistencia Social (FAS). Por ley, el FAS es del 21%, pero cada año se reduce esa alícuota a 7%. Hasta el momento, ni el impuesto interno fue prorrogado ni el FAS del 7% fue ratificado.

En Comodoro Rivadavia el efecto se vio al no encontrar variedad de cigarrillos en numerosos kioscos de la zona, que luego aparecieron con el nuevo precio, llegando a costar un atado de cigarrillos cerca de 75 pesos.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico