Las tasas de plazos fijos se sitúan en un rango de entre 20% y 29,5%

Las tasas de interés que pagan los bancos privados y oficiales por los depósitos a plazo fijo de entre 30 y 365 días, oscilan entre el 20% y el 29,5% anual, un nivel que se ubica sensiblemente por debajo de la tasa de corte del 38% que el organismo monetario reconoció a nivel mayorista durante la última licitación de Letras del Banco Central a 35 días de plazo.

Así surge de la información recogida por Télam en algunos de los bancos más representativos del espectro financiero nacional, tanto en los segmentos estatal y privado, así como en la banca local y extranjera, que revela que las entidades no siguen el ritmo de aumento de la tasa de interés que marca el Banco Central de la República Argentina (BCRA), bajo la previsión de que la tendencia al alza no se extenderá en el tiempo.
Los rendimientos que ofrecen hoy bancos estatales de referencia como el de la Nación Argentina, de la Provincia de Buenos Aires o el Ciudad, y que son los más elevados del mercado no superan el 27,5% para imposiciones a 30 días y 29,5% para los depósitos a 365 días.
Esos porcentajes son los que ofrece el Banco Nación, en tanto el Provincia de Buenos Aires ofrece 27% anual a 30 días y 27,25% para un año de plazo; en tanto que el Banco Ciudad tiene una tasa de 26% para los depósitos de hasta un millón de pesos a 30 días y del 27,5% para las imposiciones a 365 días aproximadamente. Para el plazo superior a un año, el Ciudad paga una tasa de 28% anual.
En la última licitación de Lebac realizada el martes, el Banco Central elevó en un punto porcentual la tasa de corte de las Letras a 35 días de plazo, llevando así el rendimiento al 38% para las colocaciones a 35 días, en tanto que para 63 y 98 días, la tasa de corte se ubicó en el 35% y 34%.
Para los plazos más largos a 119, 147 y 252 días, la tasa fue del 32,5%, 32,25% y 32%, de manera respectiva.
Entre los bancos privados nacionales de primera línea, el Banco Galicia ofrece una tasa de interés del 29% anual prácticamente igual para todos los plazos en lo que se denomina ahora "plazo fijo tradicional", que es aquel que se contrata en las sucursales bancarias.
Si el cliente realiza su imposición de plazo fijo en la "home banking", las tasas del Galicia oscilan entre el 26% y el 29% anual, en función del tipo de segmento de cliente.
Similares porcentajes son los ofrecidos por el Banco Francés BBVA que, para depósitos de más de 100.000 pesos, paga 28% para los plazos de entre 30 y 59 días; lo mismo para el plazo de entre 60 y 89 días; el 28,5% entre 90 y 179 días y del 29,25% para las imposiciones que estén por encima de los 180 días.
En el caso del Banco Santander Río, otra entidad líder a nivel minorista dentro de los bancos privados, existen fuertes diferencias entre los rendimientos del "plazo fijo tradicional" y las contrataciones a través de su página web.
El Santander Río ofrece para el "tradicional" una tasa de 20% por ciento para el plazo de 30 días y un máximo de 25% para 365 días. En tanto, si el cliente realiza el depósito a plazo fijo "on line" cuenta con una tasa 27,5% anual en la colocación más corta. Esta entidad también ofrece lo que denomina "plazo fijo interesante" y que consiste en una tasa del 27,4% a 180 días de plazo y el 25,30% a un año.
Otra entidad extranjera de fuste como el HSBC paga 20% los depósitos minoristas a 30 días y un máximo del 23% para las colocaciones a 365 días, en tanto que el Citi, banco que proyecta vender su negocio minorista en el país, ofrece una tasa de interés del 22,5% para el plazo de 30 días y del 24,30%, a 360 días.
El Banco Supervielle, para los depósitos de hasta 100.000 pesos, cuenta con una tasa de 25% si la operación se concreta en la sucursal y trepa al 28% para los clientes que operan bajo la modalidad "home banking".
El Hipotecario ofrece una tasa de interés del 22,5% para los plazos fijos a 30 días y del 24% en los plazos de 270 días para arriba.
Al momento de explicar esta diferencia entre lo que pagan a pequeños ahorristas y reciben por las colocaciones mayoristas a través de las Letras del Banco Central, analistas del mercado coinciden en que esto se debe a un potencial horizonte de baja de la tasa de rendimiento de las Lebac, debido a que la entidad monetaria actúa en función de bajar la inflación y -en un segundo grado- con la vista puesta en la evolución de la cotización del dólar.
A diferencia de lo que ocurría bajo el anterior Gobierno, la actual conducción del Central está centrada en reducir la tasa de inflación, de allí la constante y elevada absorción de circulante, sobre todo teniendo en cuenta que el ente monetario ha tenido que emitir alrededor de 60.000 millones de pesos en los últimos dos meses para hacer frente al pago de los contratos de futuro legados por la Administración saliente.
En este sentido, la negativa del BCRA a priorizar la financiación del gasto fiscal con más emisión se revela en la política de altas tasas.
Si bien un eventual acuerdo con los denominados fondos buitre o holdouts contribuiría a que los rendimientos de las Lebac bajen, lo que es indudable, dijeron las fuentes consultadas por Télam, es que "como el Gobierno demandará crédito para hacer frente a sus obligaciones y gastos, resulta inevitable que esos rendimientos se mantengan en cotas elevadas en los próximos meses".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico