Las transformaciones territoriales giran entre la reconversión o el abandono de estancias

Los sectores mineros, inmobiliarios y turísticos frente a los tradicionales formatos de producción agro ganadera son analizados en la investigación universitaria.

Santiago Bondel y Alberto Vázquez investigan las tradicionales estancias ovejeras de la Patagonia y cuáles son las transformaciones territoriales que experimentan. Es para la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), como parte del programa "Transformaciones territoriales en la Patagonia Central. Destinos de los espacios: análisis, discursos y prácticas".
Bondel y Vázquez llevan un estudio con foco en el ámbito de la estepa, propio de las estancias ovejeras, perdurables unas, reconvertidas otras y muchas otras abandonadas. Aquí se superponen novedosas y variadas modalidades territoriales con la relativa simplicidad del "todo rural ovino", es decir la que valora la combinación entre condiciones y calidad de sitios, caminos y sendas, con los distintos roles convocantes de ciudades, pueblos y parajes.
La investigación abarca Río Negro, Chubut y Santa Cruz, donde sostienen que a los tradicionales planteos productivos de la ganadería ovina se agregan otros escenarios afines al paradigma socio-territorial prevalente, relacionados con la conservación, la contemplación, el ocio y la recreación.
Además, explicaron que los destinos del espacio no sólo obedecen a condiciones de mercado, sino a la superposición de lógicas territoriales productivas -las del rinde por hectárea, por ejemplo- con aquellas vinculadas a lo contemplativo -de lo atractivo, ameno o de los afectos-, como la conservación, el turismo y la recreación.

CASOS TESTIGO

Uno de los casos es el de la meseta central santacruceña, donde el área ecológica y agroeconómica enfrenta un acelerado cambio como resultado de la convergencia y el significativo declive de la ganadería ovina extensiva, que desde los años 90 del siglo pasado se materializa en el abandono de la producción, la creciente oferta inmobiliaria y la paralela valorización de las tierras para nuevas funciones.
El avance de la minería metalífera a gran escala, que en el contexto de la reforma legal minera de hace 20 años se inicia en el yacimiento Cerro Vanguardia; las dimensiones de los proyectos en ejecución y sus demandas espaciales actúan como promotores de modificaciones en los destinos y la propiedad de la tierra rural.
También destacan las nuevas modalidades ganaderas con cambios en el tipo de ganado -especialmente la introducción de pequeños rebaños de bovinos en extensas superficies disponibles, producto del "vaciamiento"- o el tamaño de las unidades productivas a partir de la concentración propietaria por parte de empresarios extra-regionales y regionales.
Paralelamente, son numerosos los casos de establecimientos con cambios de dominio, donde las intencionalidades son por lo menos difusas e hipotéticamente pueden asociarse a reducciones impositivas, garantías en operaciones bancarias, fines recreativos, resguardo de capital o especulación inmobiliaria en razón del auge de la actividad minera.
En este contexto -plantean los investigadores- se observa una creciente demanda de tierras que ha revitalizado el mercado inmobiliario regional. Con esta revalorización, se muestran nuevos destinos de los espacios que conllevan también diferentes figuras actuantes, en su mayoría no ganaderas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico