Las tres CGT anunciaron una marcha conjunta por Ganancias

Los titulares de las tres CGT Antonio Caló, Moyano y Luis Barrionuevo se reunieron ayer a la tarde con ejes centrales en Ganancias, resolver la fecha de movilización al Congreso y la reunificación de la central obrera.

El dirigente del gremio de Sanidad, Héctor Daer, anunció ayer que los gremios nucleados en las tres CGT fijaron la fecha del 22 de agosto para normalizar la reunificación de la central obrera en un consejo directivo. Al salir de la cumbre sindical en la sede de UPCN, el sindicalista también anticipó una movilización para el 29 de abril por la "emergencia ocupacional", aunque no definieron el lugar, que podría ser en el Monumento al Trabajo, en Independencia y Paseo Colón, o frente al Congreso de la Nación. Por su parte, elsecretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, y el titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, discreparon ayer acerca de la anunciada movilización sindical para la segunda quincena de abril al Congreso para reclamar por la emergencia ocupacional y el impuesto a las ganancias.
Minutos antes de ingresar a la cumbre sindical que se realizó desde las 16 en la sede de UPCN, el bancario Palazzo señaló a la prensa que la movilización al Congreso "ya estaba acordada".
Sin embargo, cuando llegó a la sede de Moreno 1332, Moyano fue categórico y afirmó "no hay movilización".
Los titulares de las tres CGT Antonio Caló, Moyano y Luis Barrionuevo se reunieron ayer a la tarde con ejes centrales en Ganancias, resolver la fecha de movilización al Congreso y la reunificación de la central obrera.
Las fuertes resistencias frente a la posibilidad de un futuro triunvirato compuesto por actuales líderes de las tres fracciones de la CGT, Antonio Caló, Hugo Moyano y José Luis Barrionuevo, se agudiza.
Tener una CGT unificada es el reclamo de las distintas corrientes sindicales, sin embargo, este deseo es atravesado por las fuertes pujas internas y por un pedido de renovación de dirigentes.
En este marco, el posible triunvirato Caló-Moyano-Barrionuevo, jefes de las tres centrales (Alsina, Azopardo y Azul y Blanca) encendió luces de alarma en las principales corrientes gremiales que entienden que debe haber una renovación de dirigentes para conducir por los próximos cuatro años los destinos de una CGT unificada.
El titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y uno de los referentes de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Roberto Fernández, en declaraciones a Télam sostuvo que "la futura conducción de la CGT la van a decidir los cuerpos orgánicos, pero por mi parte creo que si vamos a hacer algo nuevo todo tiene que cambiar".
En ese sentido, enfatizó que si bien habla "a título personal" son "mayoría" los que comparten su pensamiento. "Tiene que haber gente nueva para que esto cambie", subrayó.
Fernández se manifestó partidario de una conducción "a la antigua, con un solo secretario general y no un triunvirato, para tener una central obrera unida y sólida para terminar con los problemas puntuales de los trabajadores: la inflación y la falta de empleo".
Acerca de las diferentes posiciones de las corrientes sindicales, Fernández sostuvo: "somos bastante grandes y responsables para dejar de lado las diferencias, porque los únicos convidados de piedra con las peleas de los dirigentes son los trabajadores".

HOY PARA LA CTA

Los sindicatos reunidos en la central liderada por Pablo Micheli se movilizarán contra "la política de ajuste" y reclamarán aumentos salariales del 40 por ciento.
"Las políticas de Gobierno han sido de ajuste cambiario, devaluación y suba de precios y no ha habido compensación a los trabajadores", denunció el secretario de salud laboral de la CTA y presidente de FeSProSa, Jorge Yabkowski, en la conferencia de prensa en que se confirmó la medida de fuerza de mañana.
La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación Judicial Bonaerense, la Asociación del Personal Legislativo y otras organizaciones sindicales se concentrarán mañana ante la Casa de la Provincia de Buenos Aires para marchar desde allí hacia el Congreso.
"El Gobierno de Cambiemos dijo que íbamos a ser compensados con paritarias libres frente a la inflación", señaló Yabkowski, quien subrayó el pedido de que las paritarias no tengan techo y se produzcan aumentos salariales del 40 por ciento. Además, el sindicalista recordó el reclamo por la derogación al "impuesto al salario".
Yabkowski, en diálogo con EFE, señaló que con el Gobierno del frente Cambiemos, se está poniendo en marcha una "continuidad y profundización" de los problemas de los trabajadores que ya enfrentaban durante el período kirchnerista.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico