Las ventas minoristas crecieron 4,3% en esta Navidad respecto a la de 2014

Entre los rubros con mayor dinamismo se destacaron Jugueterías y Librerías. La Indumentaria confirmó ser otro clásico de navideño.

Las ventas minoristas alcanzaron en esta Navidad un alza promedio de 4,3 por ciento frente al mismo festejo de 2014, con un comportamiento en alza de todos los rubros que componen la canasta de compra navideña, de acuerdo a un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Un informe de la entidad difundido esta tarde destacó que el balance de estas fiestas "es más que positivo si se tiene en cuenta que las ventas venían repuntando durante todo el año pero muy suavemente y siempre comparando contra meses con caídas fuertes".
"En cambio, en esta Navidad no sólo se duplicó la tasa promedio de aumento registrada en el año, sino que, además, se está comparando contra una fecha bastante buena, ya que en la navidad 2014 las ventas habían crecido 2,5 por ciento", destacó la entidad.
El informe resaltó que "un programa decisivo en el consumo fue el Ahora 12 que permitió además concentrar muchas ventas entre el jueves 17 y el domingo 20 -en coincidencia con los días en que opera este sistema- y sorprendió la alta circulación del jueves 24 hasta las 18 horas con motivo de este plan que sostiene el Gobierno".
Para estas fiestas, la gente buscó los mejores precios y ofertas antes de decidir su compra y priorizó a aquellos comercios que le ofrecieron descuentos y cuotas sin interés, en tanto que una forma de venta de mucho protagonismo este año fue Internet, lo que le permitió a muchos comercios sumar numerosas operaciones por esos canales.
En el análisis del contexto económico, el informe resaltó la existencia de "una plaza cambiaria estable, con el sueldo anual complementario pagado antes del 23 para la mayoría de los trabajadores y la eximición de Ganancias en los aguinaldos de sueldos menores a 30 mil pesos brutos", lo que generó una mayor disponibilidad de efectivo y resultó impulsor del consumo.
Con similar análisis de situación, Fedecámaras estimó que los argentinos gastaron para los festejos de esta Navidad unos 20 mil millones de pesos, aunque precisó que las ventas en el comercio minorista "crecieron un 15 por ciento medidas en unidades y un 40 por ciento a moneda constante", lo que difiere sustancialmente de la ponderación de CAME.
Entre los rubros con buen dinamismo se destacaron Jugueterías y Librerías, donde las ventas crecieron 4,9 por ciento en cantidades frente a la Navidad 2014, aunque en el primero de los rubros los comercios registraron que la gente se orientó a productos de precios moderados, con un ticket promedio de 400 pesos, de acuerdo al balance de la CAME.
La Indumentaria confirmó ser otro clásico de navideño, y este año registró un incremento en cantidades vendidas del 4,7 por ciento, con un ticket promedio de venta de 490 pesos, un 20 por ciento por encima del valor de las compras de 2014.
Tanto en Juguetería como indumentaria, la CAME advirtió que "hubo exceso de venta ilegal en la vía pública y en los precios tipo saladitas, que le restó protagonismo al comercio, ya que se controló poco y nada".
En el segmento de electrodomésticos y artículos electrónicos las ventas en cantidades subieron 4,5 por ciento interanual, y si bien las onerosas consolas de juegos y los smartphones tuvieron una buena demanda también hubo posibilidades de regalos de todo tipo de precios como auriculares, juegos y reproductores de música.
Dentro de la gama electrodomésticos, tuvieron buena venta los televisores led, cafeteras, aires acondicionados y heladeras entre otros.
Un rubro que se destacó especialmente este año, fueron los "Artículos deportivos y recreativos", donde las cantidades vendidas subieron 6,1 por ciento frente a la Navidad 2014, y prevalecieron las elecciones de productos orientados al fútbol, hockey, running, y rodados.
Además de ser un obsequio típico en los segmentos niños y adolescentes, cada vez más la venta de esos artículos se busca para regalar a hombres y mujeres de edades adultas que hacen vida saludable y deportiva.
La CAME valoró que, como viene ocurriendo en los últimos años, ayudaron en el buen desempeño de las ventas los descuentos agresivos que ofrecieron algunos comercios, las promociones de bancos y tarjetas, y las posibilidades de financiamiento en cuotas sin interés.
En ese sentido, la mayoría de los descuentos promediaron el 20 por ciento pero con algunos locales que se extendieron al 30, 40 y hasta 50 por ciento, dependiendo de las necesidades de efectivo de cada uno.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico