Las ventas vinculadas al turismo bajaron 1,5%

Entre el viernes 5 y el martes 9 de febrero, más de 2 millones de turistas viajaron por la Argentina. El movimiento fue similar al del año pasado -lo que es una buena noticia para un verano que venía algo retraído- aunque las ventas vinculadas al turismo bajaron 1,5%.

Tras un enero muy tranquilo, el feriado de Carnaval le puso movimiento al verano, ya que en lo que fue el primer fin de semana largo del año, 2 millones de turistas viajaron por la Argentina desembolsando un gasto total de $4.090 millones en las ciudades turísticas.

El flujo turístico fue similar al del año pasado, según la información brindada por la mayoría de las ciudades receptivas, lo que es una buena noticia, ya que la temporada arrancó con poco público que prefirió elegir destinos como Chile, Brasil y Uruguay.

La estadía media se estimó entre 3 y 8 días, levemente inferior a 2015. Incluyó en parte los pronósticos de lluvia que circularon durante la semana previa, y también, por el menor poder adquisitivo que están teniendo las familias que optan por vacaciones más breves.

A pesar de eso, durante cuatro días hubo un tránsito incesante de gente desde todos los puntos del país recorriendo rutas, playas, fiestas y especialmente, los carnavales argentinos que crecen en su nivel.

Este año los turistas fueron muy cautos, incluso más que el año pasado, y eso se notó especialmente en que para abaratar costos la estadía promedio se redujo. Según el relevamiento realizado por CAME en 40 ciudades del país, las ventas ligadas al turismo (medidas en cantidades) cayeron 1,5% frente a lo que sucedió durante los carnavales 2015.

La Costa Atlántica, Entre Ríos, San Luis, Mendoza, Salta y Córdoba, fueron algunos de los destinos más elegidos este año. Pero todas las provincias y ciudades del país recibieron turistas y ofrecieron para ellos una amplia gama de espectáculos musicales, comparsas, murgas y batucadas, además de eventos deportivos que tuvieron alta convocatoria.

Tras un enero algo retraído en materia turística, la apuesta de los empresarios del sector estuvo en el impulso del feriado de carnaval, y los planes no fallaron: durante los 4 días que duró el primer fin de semana largo del año, 2.050.000 turistas viajaron hacia algún destino turístico de la Argentina.

El temor a contraer el virus de Zika o dengue, hizo que numerosos turistas optaran por desistir de viajes a Brasil y se quedaran a ver los carnavales nacionales.

En casi todas las localidades del país se organizó algún evento carnavalesco, con música, murgas, batucadas, corsódromos, comparsas, desfiles, ceremonias ancestrales y fiestas callejeras.

EL FIN DE SEMANA LARGO EN CHUBUT

El movimiento turístico fue activo, pero por debajo de 2015, según las fuentes consultadas del sector. En general toda la temporada viene con menos concurrencia en esta provincia, y este fin de semana eso se notó.

De todos modos, en Puerto Madryn, la ocupación hotelera rondó el 80% mientras que en alquileres temporarios se ubicó en 90%, lo que no estuvo mal. El problema sin embargo, es que si bien el balance no fue malo, sí lo fue en lo referido a ventas y consumo gastronómico, que estuvo retraído frente a un turista que gastó poco y permaneció menos días.

La ciudad festejó los carnavales en algunos barrios, con presentaciones de comparsas barriales y artistas locales. Además hubo algunas actividades convocantes, como el Tercer Encuentro de Kitesurf, el certamen de Artes Marciales Mixtas (MMA) y de Kick boxing.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico