Laura García redobla esfuerzos para ser parte de los Juegos Olímpicos

La comodorense se encuentra realizando una intensa pretemporada para lograr la clasificación olímpica en lucha para Río de Janeiro 2016.

Hace poco menos de cuatro años, Laura García comenzó a incursionar como profesional en la lucha libre olímpica. Con una carrera en pleno ascenso, la joven entrena hoy buscando la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.
Si bien sus inicios están ligados al judo –también practicó lucha desde aquel entonces–, fue en el año 2012 cuando su hermano (y entrenador de aquel momento), Miguel García, la convenció para que se dedicara full time a la lucha.
García tiene toda una vida ligada al deporte, ya que su hermano Miguel es un destacado entrenador de judo y lucha, y su hermana menor Gimena Laffeuillade, es una de las judocas más destacadas de la Argentina.
En ese contexto, Laura está realizando una intensa pretemporada para buscar la clasificación olímpica, la cual deberá obtener en los torneos clasificatorios que se realizarán en Estados Unidos.
Al respecto, García comentó: "La semana que viene, cuando llegue a Buenos Aires, mi entrenador, Erick León, definirá cuáles son los pasos a seguir, pero toda mi planificación se basa en la preparación de los Juegos Olímpicos".
El torneo de lucha en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 se realizará en el Pabellón Olímpico 2, del 13 al 20 de agosto. En total serán disputadas en este deporte 18 pruebas diferentes, 14 masculinas y 4 femeninas, repartidas en las 3 especialidades de este deporte: 7 en lucha grecorromana masculina, 7 en lucha libre masculina y 4 en lucha libre femenina.
Cabe destacar que la lucha libre olímpica es un deporte en el cual cada participante intenta derrotar a su rival sin el uso de golpes. El objetivo consiste en ganar el combate haciendo caer al oponente al suelo y manteniendo ambos hombros del rival fijos sobre el tapiz, el tiempo suficiente para que el árbitro se cerciore de esto, o ganando por puntuación mediante la valoración de las técnicas y acciones conseguidas sobre el adversario.
El término "libre" que denomina a la modalidad se refiere a que, a diferencia de la lucha grecorromana donde no se puede utilizar activamente las piernas ni atacar las del rival. En la lucha libre, las piernas son un elemento más del ataque y la defensa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico