Le arrojaron una botella, lo golpearon y le robaron la camioneta, pero los detuvieron

Sandro Guillermo Ulloa, de 20 años, y F.V, de 17, fueron detenidos ayer a las 7:30 en la zona de Caleta Córdova, luego de que intentaron evadir un control policial. Transitaban en una Chevrolet Spin que le había sido robada una hora antes en el barrio Quirno Costa a un hombre que transitaba con su hija de 15 años.

Quizás pensaron que alejados del casco céntrico no los iban a encontrar. Sin embargo, Caleta Córdova terminó siendo una trampa para Guillermo Ulloa, de 20 años, y F.V de 17, quienes fueron detenidos ayer a las 7:30, luego de que intentaron evadir un control policial a bordo de un vehículo robado.
Según pudo confirmar El Patagónico, todo comenzó alrededor de las 6:30, cuando ambos jóvenes habrían sido quienes robaron una Chevrolet Spin que transitaba por 10 de Noviembre y Estados Unidos, de una forma por lo menos llamativa.
Es que mientras el vehículo circulaba por ese sector dos individuos le arrojaron una botella de vino sobre uno de sus laterales. Esto motivó que el conductor, de apellido Gallardo, quien transitaba con su hija de 15 años, se detuviera y se bajara a increpar a los autores.
Así de las palabras pasaron los golpes y la superioridad numérica de los delincuentes doblegó al conductor, ante la mirada atónita de su hija que intentó ayudarlo. Luego los ladrones no dudaron y se llevaron la camioneta, dejándolos tirados en plena calle.
Como pudieron ellos dieron aviso al Comando Radioeléctrico, que notificó del robo a toda la red policial, dándole intervención a la Seccional Cuarta. Así comenzó la búsqueda del rodado y los delincuentes.
Sin embargo, recién una hora después se iban a tener novedades. Es que en la zona de Caleta Córdova, alrededor de las 7:30, se realizó un operativo sobre la ruta 1, en cercanías del barrio portuario, luego de un accidente de tránsito que le costó la vida al conductor de una Peugeot Partner.
Los uniformados de la Comisaría de Kilómetro 8 trabajaban en el lugar advirtiendo a sobre el accidente a quienes transitaban por el sector, cuando los jóvenes a bordo de la Spin intentaron evadir el primer control policial a gran velocidad.
Esto fue advertido por los agentes que notaron que un vidrio lateral estaba roto. Así sospecharon que se trataba de la camioneta robada, por lo que fue interceptada en el segundo control, ya sobre la escena donde se produjo el accidente. Así finalmente Ulloa y F.V quedaron detenidos, a la espera de la audiencia de control judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico