Le asestaron un puntazo cerca del corazón en el barrio Castelli

Facundo Velázquez está internado en la sala de terapia intensiva del sanatorio La Española luego de haber recibido una puñalada en el pecho que le interesó el sistema cardíaco. Fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Regional y luego trasladado a la clínica privada donde se recupera. Las circunstancias de la agresión aún no están claras.

El martes a la noche Facundo Velázquez le dijo a su madre que ya volvía. Había salido a comprar pan para la cena. Pero un llamado a las 22:15 alertó a la policía de que en el semáforo de la ruta Nacional 3, en el ingreso a barrio Castelli, había un joven herido.
Efectivos de la Comisaría Mosconi se acercaron a verificar y se encontraron con Velázquez tirado en el piso cubierto con una manta. Vecinos y transeúntes le habían dado abrigo a raíz de las heridas que tenía en el pecho y en el abdomen.
Según comentó su padre ayer a El Patagónico, Facundo sufrió una herida que le interesó el corazón. El joven de 18 años fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Regional y luego fue trasladado al sanatorio La Española donde se encuentra internado en terapia intensiva acompañado de sus padres.
Los familiares de Velázquez aún no tienen en claro cuál fue el problema que motivó a los agresores a herir a Facundo de ese modo. Testigos señalaron a un grupo de cuatro personas que escaparon. Incluso se identificó al presunto sospechoso de haberle asestado las puñaladas.
La policía de Mosconi, a partir de las características aportadas sobre el grupo agresor, logró demorar a tres individuos, menos al presunto autor, que ya no estaba junto a ellos. Los tres fueron trasladados a la comisaría para ser identificados y luego recuperaron la libertad.
Una de las versiones sobre los motivos del ataque es que el joven intercedió para defender a una persona que estaba siendo víctima de un intento de robo y fue apuñalado, pero para la policía todavía no hay una hipótesis clara.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico