Le destrozaron la puerta, lo llamaron por su nombre y le pegaron dos tiros

A Daniel Padilla, un trabajador petrolero, dos encapuchados le patearon la puerta de ingreso a su casa en el barrio San Cayetano y lograron abrirla. Lo llamaron por su nombre de pila y le asestaron dos tiros, uno en la cadera con orificio de entrada y salida y otro en la espalda. Sucedió el jueves a las 23:30. Los atacantes no se llevaron el dinero que la víctima tenía en el bolsillo, por lo que los investigadores creen que se trata de una venganza.

El jueves sobre las 23:30, Daniel Padilla (40), que se encontraba en el interior de su vivienda junto a su esposa y su hija, fue atacado por dos encapuchados que primero le gritaron su nombre y después lo intentaron ejecutar con dos disparos a quemarropa. Uno de los plomos le ingresó y salió por la cadera. El otro le quedó alojado en la espalda.
Según informaron fuentes consultadas por El Patagónico, los agresores llegaron encapuchados y vestidos de negro. Patearon la puerta de ingreso a la casa y se introdujeron. Uno de ellos llamó a la víctima por su nombre y le efectuó dos disparos. Fue en calle Código 553 al 1.200 del barrio San Cayetano.
Según su pareja, los agresores le gritaron su nombre de pila. Esto es lo que les llama la atención a sus familiares y a los investigadores. Según pudo averiguar El Patagónico, la víctima tenía dinero en sus bolsillos, pero los agresores no se llevaron nada. Por eso se refuerza aún más la hipótesis de una venganza.
Padilla ayer se recuperaba de manera favorable en la sala de cirugía del Hospital Regional, aunque todavía tiene uno de los plomos alojados en la espalda.
Este diario dialogó con familiares de Padilla quienes sostienen que se encuentran sorprendidos por la situación ya que es un trabajador petrolero que nunca ha tenido inconvenientes con nadie, que hace tiempo vive en ese lugar y que no mantenía ningún altercado con ningún vecino.
La policía además ratificó que Padilla no registra antecedentes policiales ni penales por lo que tratan de investigar a qué se debió la agresión y si tuvo algún altercado tiempo atrás con alguien en alguna de sus actividades gremiales o sociales.
En el caso tomó intervención policial la Seccional Sexta a través del oficial Matías Sepúlveda, a lo que se sumó luego la tarea de la Brigada de Investigaciones en procura de poder identificar a los autores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico