Le dictaron preventiva al golpeador del Pietrobelli

El golpeador de mujeres del Pietrobelli, como se lo recordará de ahora en más a Carlos Gabriel Aybar por el violento episodio que protagonizó con su pareja la semana pasada, fue imputado por atentar contra policías de la Seccional Segunda y a pedido de la Fiscalía le dictaron 15 días de prisión preventiva. En la madrugada de Navidad y alentado por el alcohol, arremetió a pedradas contra los comercios de la zona alta.

Carlos Gabriel Aybar, de 28 años, quien estaba en libertad luego de que la juez Gladys Olavarría le concediese la libertad con prohibición de acercamiento a su pareja -tras golpearla, apuñalarla y arrastrarla por las calles del barrio Pietrobelli, permanece detenido desde las 7:15 del viernes, cuando amenazó con un cuchillo a los policías de la Seccional Segunda que procedieron a identificarlo.
Los vecinos de la zona alta de Comodoro Rivadavia fueron quienes convocaron a la policía porque el iracundo arremetía a pedradas contras las vidrieras de los comercios, encontrándose en avanzado estado de ebriedad.
Un patrullero llegó hasta ese barrio y cuando los agentes fueron a identificarlo el violento sacó un cuchillo con una hoja de 20 centímetros de largo, con cabo de madera, y arremetió contra el personal que lo intentaba identificar. El sujeto fue reducido y quedó detenido por atentado y resistencia a la autoridad.
La audiencia de control de detención y formalización de la investigación en su contra se llevó a cabo ayer durante las primeras horas de la tarde. El acto estuvo presidido por el juez penal, Mariano Nicosia. En representación del Ministerio Público Fiscal actuó el funcionario Martín Cosmaro, mientras que la abogada adjunta de la Defensa Pública, Claudia Torrecillas asistió técnicamente al detenido.
En ese contexto el acusador efectuó un breve relato del hecho que protagonizó el violento y pidió al juez que formalice la apertura de investigación preparatoria, solicitando que se cautele el proceso con el dictado de la prisión preventiva por el término de 15 días y un plazo idéntico solicitó para dar por culminada la investigación. El funcionario estimó que con ese tiempo le alcanza para presentar la correspondiente acusación en su contra.
Si bien la defensa se opuso a la medida de coerción, el juez escuchó a las partes y resolvió declarar legal la detención, formalizó la investigación y dictó la prisión preventiva en los términos y tiempos que lo solicitó la Fiscalía.
A todo esto, se puede decir que Aybar, además de la causa que se le inició por golpear a su pareja, Aldana, quien todavía debe recuperarse de la operación de su brazo derecho a raíz de la fractura que le ocasionó durante la brutal paliza que le propinó el 19 de este mes, tiene una condena en suspenso de 3 años y 4 causas en trámite.
En razón de ello, es probable que se le revoque la condicional y con la próxima condena se ordene el cumplimiento efectivo de la misma.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico