Le dictaron preventiva al que amenazó a su ex y no tendrá suspensión de juicio

La suspensión de juicio a prueba que tenía fecha para hoy a favor de Juan Cisneros finalmente no se hará por decisión de la propia Fiscalía. El hombre volvió a desobedecer una restricción judicial y violó el domicilio de su ex pareja, quien viene pidiendo auxilio a la Justicia por los constantes acosos. El juez Caviglia le dictó 15 días de prisión preventiva.

La audiencia contra Juan Cisneros se llevó a cabo en la Oficina Judicial y estuvo presidida por el juez penal, Miguel Caviglia. El Ministerio Público Fiscal fue representado por la fiscal general, Mónica García, mientras el imputado fue asistido por la defensora pública, Lilián Bórquez.
Hay que recordar que el hecho ocurrió el domingo antes de las 9:10, cuando el imputado llegó en su camioneta a la casa de la víctima, ubicada sobre calle Raúl Cercós, del barrio San Cayetano. Allí vulneró la prohibición de acceso que le fuera dictada por 30 días el 3 de octubre y por el mismo juez que controló su nueva detención.
El sujeto ingresó a la vivienda sin la autorización expresa de la víctima y policías de la Seccional Sexta, tras tomar conocimiento del hecho, se dirigieron al lugar y sorprendieron al imputado en el interior de la vivienda, donde finalmente lo detuvieron.
El hecho fue calificado provisoriamente como violación de domicilio en concurso ideal con desobediencia judicial, en calidad de autor para Cisneros.

PIDEN PREVENTIVA
La fiscal García solicitó que se declarara legal su detención por haberse realizado en flagrancia y reclamó la prisión preventiva por el término de un mes, en virtud de que no es la primera vez que Cisneros se encuentra privado de su libertad en un proceso relacionado con desobediencias judiciales en causas de violencia familiar.
La acusadora pública agregó que existe una denuncia en el Juzgado de Familia y afirmó que con la suma de causas que tiene el imputado existen elementos de convicción suficientes para presuponer su autoría y que en el caso de recaer condena, la misma será de cumplimiento efectivo.
La fiscal también resaltó la necesidad de garantizar la seguridad de la víctima –quien el lunes hizo público su caso a través de El Patagónico- y dijo que existe peligro de entorpecimiento. Además, para fundar la medida de coerción resaltó que se trató de un hecho de características graves, tras lo cual afirmó que no habrá suspensión de juicio a prueba y se tendrá que llegar a debate.
En el mismo sentido, García solicitó que al momento de resolver sobre la medida de coerción de Cisneros, se tuviera en cuenta el comportamiento del imputado, quien reincide en su accionar e incluso ha sido multado en el Juzgado de Familia, cumplió prisión preventiva en otro proceso y sigue insistiendo con su accionar en contra de la víctima. Por todo ello, pidió la prisión preventiva de al menos un mes, con igual plazo para concluir con la investigación.
A su turno, la defensora no formuló objeciones respecto de la legalidad de la detención, como tampoco al hecho descripto por la fiscal y la calificación legal escogida. En virtud de lo declarado por su defendido --quien dijo que fue llamado por teléfono por la víctima para que concurriera a su hogar--, la defensa producirá prueba para acreditar ese llamado.
A todo esto, la defensora se opuso a la prisión preventiva, entendiendo que en el presente caso no hubo ninguna agresión por parte de Cisneros a la víctima. “Mi asistido no cuenta con antecedentes penales computables; por lo tanto en caso de recaer condena nada permite presuponer que la pena supere los tres años de prisión, o que la misma sea de cumplimiento efectivo", dijo Bórquez y solicitó la inmediata libertad de su asistido.
Tras escuchar a las partes, el juez penal resolvió formalizar la apertura de investigación preparatoria en contra de Cisneros y dictó su prisión preventiva por 15 días en base al peligro de entorpecimiento y la cantidad de legajos, 7, que tiene acumulados.
La actitud que asumió el imputado ha sido reiterada y “no observo la posibilidad de sustituir esta medida de coerción por otra menos gravosa”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico