Le dictaron un mes de prisión preventiva a los que robaron en el revistero céntrico

Los dos detenidos durante la madrugada del martes por el asalto en el kiosco "Luisito" fueron imputados y a pedido del Ministerio Fiscal les dictaron la prisión preventiva por 30 días. El caso quedó calificado como robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego y cuchillo.

La audiencia se llevó a cabo en la Oficina Judicial durante la tarde del miércoles y fue presidida por el juez penal, Mariano Nicosia. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el funcionario Martín Cosmaro, mientras que Carlos Alberto Giúdice (22) y Esteban Gómez (21) fueron asistidos por la defensora pública Viviana Barillari.
En ese contexto, el acusador público solicitó que se declare legal la detención que llevó a cabo la policía de la Seccional Primera cuando los sospechosos caminaban por Moreno y Sarmiento, de la zona céntrica.
El empleado del kiosco que resultó víctima había descripto las características de los ladrones al acudir a otro comercio de San Martín al 600 en busca de ayuda. De allí llamó por teléfono, dado que los ladrones se apoderaron del aparato de su propiedad, del que tenía para comunicarse con su empleador y el de una clienta que se lo había olvidado.
Según el relato fiscal, los ladrones actuaron uno de ellos con un arma de fuego y el otro le colocó un cuchillo en la garganta al kiosquero, tras lo cual lo despojaron de los tres teléfonos y fajos de dinero que tenía en el comercio.
El empleado salió corriendo tras los ladrones que se dirigieron hacia calle Sarmiento, pero en la huída uno efectuó un disparo intimidatorio y el damnificado cesó la persecución.
No obstante, cuando la policía los encontró, halló en poder de los sospechosos el dinero, dos celulares y una navaja. El arma de fuego y el celular de la clienta no estaban en poder de los detenidos, por tal motivo se calificó el hecho como robo doblemente agravado por haber sido cometido con arma de fuego y arma blanca.
A todo esto, la defensa cuestionó la calificación propuesta por la Fiscalía y el juez resolvió formalizar el delito de robo doblemente agravado por el uso de arma cuya aptitud de disparo no pudo tenerse por acreditada.
En cuanto a la medida de coerción, la Fiscalía solicitó 2 meses atento al peligro de fuga y en virtud de los datos aportados por los propios imputados sobre sus direcciones, las cuales fueron verificadas y ninguna existe. Finalmente, el juez dictó la prisión preventiva por 30 días y declaró legal la detención.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico