Le dieron de alta tras una cesárea y murió a los cinco días por una infección

Natasha García pudo disfrutar solo unos pocos días al pequeño Gabriel Amador Alvez que cargo en su vientre nueve meses. Hoy su familia convocó a la prensa para denunciar un presunto caso de mala praxis. En la clínica en donde tuvo su bebé Natasha, el miércoles fue dada de alta, desde esa noche el dolor no la dejó volver a conciliar el sueño.

Las primeras horas que Natasha García fue dada de alta su pequeño siguió en observación por posibles problemas cardíacos que luego fueron descartados y esa preocupación era la que hacía que ella dejara su malestar en segundo plano. Sin embargo, su marido David Alvez advirtió que algo andaba mal cuando ya el sábado no pudo comer ni un bocado y el dolor en la zona de la panza y la espalda se hizo insoportable.

El domingo temprano acudieron a la guardia de la Clínica del Valle y tras un chequeo de rutina. "Después de ver una ecografía el doctor que nos atendió nos dijo que su dolor era solamente porque no podía ir de cuerpo. A la hora, hora y media cuando vuelve el doctor lo vi preocupado. Dijo que la íbamos a tener que internar, a los veinte minutos ya nos notificaron que cirugía programaba una operación porque podría ser apendicitis. Y aunque nos decían que no era nada grave, no querían arriesgarse a trasladarla para hacerse una tomografía en un laboratorio", explicó Alvez en diálogo con el periodista Adolfo Morales.

Esa operación, según recuerda Alvez duró cerca de dos horas y media, al salir el doctor les dijo que: "tenía mucha infección adentro, que tenía dos drenajes, sonda, todo. Cuando la estabilizaron ella habló conmigo y me dijo que se le habían calmado los dolores de la panza pero no de la espalda, rápido me pidieron que me retire que vuelva al otro día dejé mi número". Y el lunes, por la mañana recibió una nueva llamada anunciando otra operación.

"Había comenzado un sangrado y me anuncian que le tenían que amputar el útero, sabemos que adentro del quirófano tuvo tres infartos y no sabemos que más pasó, el médico sólo salió y nos dijo 'lo siento mucho no puedo hacer más nada'".

Frente a esta situación hoy David y la familia de Natasha exigieron una autopsia. Ellos están convencidos de que la mujer pudo haber contraído una infección en medio de la cesárea. "Cómo pudo haber atravesado un embarazo normal sin complicaciones y en dos días una infección la deja sin vida", se preguntó su marido con la voz quebrada. Y prometió que continuará con el caso, para conseguir que su esposa descanse en paz y que haya justicia, un castigo por la imprudencia de los profesionales que en todo el proceso de dolor que atravesó su mujer no pudieron advertir qué era lo que estaba ocurriendo.

"Nosotros no podemos saber fehacientemente si ellos le dejaron la placenta adentro o no, pero esa infección se produjo en pocas horas y nadie la vio", lamentó el padre. En tanto, la denuncia por mala praxis está radicada en la seccional segunda e intervino Fiscalía.

ALLANAMIENTOS

La denuncia por presunta mala praxis fue presentada en la noche de ayer en la Seccional Segunda de Comodoro Rivadavia y de inmediato tomó intervención en el tema el Ministerio Público Fiscal. Mientras este mediodía toda la atención estaba puesta en la autopsia que se realizaba, la fiscal Cecilia Codina junto al fiscal Cristian Olazabal encabezaron un allanamiento en la Clinica Del Valle donde se requirió la historia clínica de la mujer, con esta información se pretende dilucidar el caso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico