Le dieron domiciliaria a uno de los inspectores imputados de extorsión

A pedido de la defensa particular que asiste a Mauro Cárdenas, un juez subrogante le otorgó el arresto domiciliario, mientras que rechazó ese beneficio para su compañero de causa, Facundo Garbarino. La situación de éste podría igualarse con la presentación de un informe socioambiental. En tanto la Fiscalía solicitó la revisión de la resolución por un tribunal colegiado, algo que se realizará hoy en la Oficina Judicial.

La audiencia de revisión de la prisión preventiva que vienen cumpliendo los inspectores de tránsito que están siendo investigados por el delito de extorsión en concurso real con robo agravado por el uso de arma impropia, Mauro Cárdenas y Facundo Garbarino, se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia.
El primero fue asistido por el defensor particular Alejandro Fuentes, mientras que su consorte estuvo representado por el abogado Guillermo Iglesias, quien lo hizo a través del sistema de video conferencia, desde la Oficina Judicial de Sarmiento.
El acto fue presidido por el juez penal Miguel Angel Caviglia, quien subrogó a Mariano Nicosia, juez natural de la causa. En Ministerio Público Fiscal, en tanto, fue representado por el funcionario Cristian Olazábal.
En ese contexto, los defensores solicitaron que se morigere la prisión preventiva que vienen cumpliendo los imputados y propusieron la permanencia continua en sus domicilios. En el caso de Cárdenas, su abogado agregó un informe socioambiental y también se hizo presente su madre en la audiencia, quien se responsabilizó por su cuidado.
A su turno hablaron los dos detenidos, cada uno pidió al juez que haga lugar al planteo y se refirieron a la indeseable experiencia del encierro y la convivencia con gente que permanece en constante situación de conflicto. "Nos roban la ropa, nos tiran agua caliente con azúcar y para ir al baño tenemos que esperar que estén todos encerrados en sus celdas", detallaron.
El funcionario de Fiscalía se opuso a cualquier tipo de morigeración y pidió que se mantenga la prisión preventiva hasta que se cumpla el plazo que otorgó el juez natural en la apertura de la investigación, destacando que el juez Nicosia oportunamente advirtió los peligros procesales que pondrían en peligro el éxito de la investigación y resolvió cautelar el proceso con la medida más gravosa, como lo es la prisión preventiva.
Tras escuchar a las partes, el juez reconoció que se trata de un hecho grave el que se investiga, pero sostuvo que en la jurisdicción existen casos muchos más grave todavía, algunos de homicidio, donde los imputados se encuentran con arresto domiciliario.
También se refirió a las pésimas condiciones de detención y destacó que los imputados están alojados en un calabozo junto a contraventores o personas a las que se averigua sus medios de vidas, lo cual consideró que no es apto.
El juez finalmente resolvió otorgar el arresto domiciliario a Cárdenas, pero no a Garbarino porque dijo que en su caso todavía se debe corregir una situación que tiene que ver con el domicilio, para lo cual además se requerirá un informe social, el cual será aportado por el defensor a la brevedad.
En razón de ello, resolvió que Cárdenas mantendrá la permanencia continua en su casa hasta que se cumplan los dos meses de la medida de coerción impuesta durante el control de detención.
No conforme con el resultado, el funcionario de Fiscalía solicitó que un tribunal colegiado revise la resolución en el marco del artículo 236 del Código Procesal Penal, la cual se llevará a cabo hoy cuando la Oficina Judicial conforme el tribunal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico