Le imputaron desobediencia por incumplir la restricción del hogar

A pedido de la Fiscalía se amplió ayer la imputación contra Esteban Antonio Ojeda, quien no podía acercarse a su ex pareja por el hecho que protagonizó el 9 de octubre pasado, cuando la agredió al terminar la relación. A los 13 días, el violento regresó e intentó ingresar a la casa por la fuerza pero los vecinos llamaron a la policía. Este segundo hecho se agregó ayer a la imputación.
La audiencia que se celebró a poco más de cinco meses de ocurrido hecho de violencia de género, fue presidida por la juez penal Daniela Arcuri, mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por la funcionaria Cintia Iglesias y el imputado por el la abogada adjunta de la Defensa Pública, Vanesa Vera.
En ese marco, la funcionaria de Fiscalía solicitó que se amplíe el objeto procesal en contra del imputado sumándole al hecho original otro por desobediencia judicial. En tanto que la defensora lo cuestionó porque a su entender "no hay elementos para requerir una apertura por desobediencia".
El pedido de la Fiscalía tuvo como base la denuncia de la damnificada por el hecho ocurrido el 22 de octubre del año pasado. Hay que saber que el primer hecho ocurrió el 9 de ese mes luego de que la mujer le comunicara telefónicamente que la relación estaba terminada y necesitaba que sacara sus pertenencias del domicilio.
Según la denuncia, Ojeda fue a la casa que ambos ocupaban. Lo hizo con otra persona que conducía un vehículo. El denunciado ingresó y comenzó a juntar sus cosas, pero en un momento dado le arrojó un vaso de vidrio a la cara de la damnificada y le provocó lesiones leves. Fue el acompañante del Ojeda quien intercedió para separarlos, luego de la cual la mujer llamó a la policía y el agresor terminó arrestado.
Al día siguiente fue sometido al correspondiente control de detención donde fue imputado y se le prohibió acercarse a la víctima y a su domicilio, algo que desobedeció el 22 de octubre, cuando intentó ingresar por la fuerza y los vecinos, tras escuchar los gritos de la mujer, volvieron a llamar a la policía.
El hecho finalmente fue calificado como "lesiones leves doblemente agravadas, por ser la pareja y por mediar violencia de género, amenazas y desobediencia judicial, todo en concurso real, en calidad de autor" para Ojeda y así lo formalizó la juez a pedido de la Fiscalía al hacer lugar a la ampliación solicitada sobre el objeto procesal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico