Le llegó una multa de Buenos Aires pese a que nunca viajó con su auto

Pedro Aramburu recibió en su domicilio una foto-multa de la Dirección General de Administración de Infracciones de la Ciudad de Buenos Aires. Indica que su Ford EcoSport pasó a exceso de velocidad sobre la avenida 25 de Mayo en febrero último. Pero él sostiene que ese día construía una ampliación en Los Tres Pinos. Le han advertido que el vehículo que aparece en la foto-multa, cuya imagen no es muy nítida, no sería de la misma marca y modelo. Otros sostienen que puede tratarse de un vehículo "mellizo".

Pedro Aramburu reside en el barrio José Fuchs y por estos días recorre sin éxito los tribunales de Faltas de Comodoro Rivadavia. Incluso ha ido al Ministerio Público Fiscal ya que se siente estafado después que le llegara a su vivienda un acta de infracción procedente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sin embargo, en todos los sitios a los que recurrió le manifiestan que debe contactarse con el organismo porteño que le remitió el acta, por cuestiones de jurisdicción.
Es que le llegó una multa por exceso de velocidad en la avenida 25 de Mayo en el kilómetro 8,5. La carta es una "Notificación de Infracción Citación de pago voluntario emplazamiento para oponer defensas y excepciones de la Dirección General de Administración de Infracciones" de la Ciudad de Buenos Aires.
El acta dice que la velocidad máxima permitida en ese lugar es 80 kilómetros por hora, pero la registrada por el vehículo que aparece en la imagen fue de 90,07 Km/h. La foto multa fue confeccionada por el agente Leandro Ricciardi, el 9 de febrero de 2016 a las 16:27.
Sin embargo, Aramburu sostiene que él nunca salió de Comodoro Rivadavia con su vehículo modelo 2012 y con menos 10 mil kilómetros en su rodaje. "Mi camioneta es marroncita y acá se ve medio negra", argumenta. Incluso tiene testigos de que ese día circuló con su vehículo por Comodoro Rivadavia y que estaba haciendo una ampliación en una casa de Los Tres Pinos. "Estaba haciendo un techo. Tengo un montón de testigos que me vieron trabajando", afirmó. "El vehículo nunca lo presté, y hace siete años que fui por última vez a Buenos Aires, pero lo hice en avión", subrayó.

ODISEA
En la Fiscalía le dijeron que ingrese a la página del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y se asesore. Pero como mucho no sabe del manejo de internet le pidió a su hija que lo hiciera. En la página sólo se indica la documentación que debe presentar para efectuar un descargo. La multa es de 577 pesos.
"Fui al Tribunal de Faltas (en esta ciudad) y un hombre que estaba ahí me dijo que no es una EcoSport. Y después me dicen que entre a una página que la voy a tener que pagar. Me están estafando", reclamó Aramburu.
Cuando consultaba en el Tribunal de Faltas, en ese momento, apareció un hombre que tenía el mismo problema que Aramburu. Ambos intercambiaron información y hasta la misma indignación.
No es la primera vez que ciudadanos de Comodoro Rivadavia reciben de Buenos Aires multas que no cometieron. Desde la policía comentaron que se puede estar frente a la presencia de un vehículo "mellizo", es decir un automotor de la misma marca que fue robado y al que le colocaron idénticas letras y números del vehículo de Aramburu para poder circular.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico