Le piden al jefe de la Unidad Regional asegurar guardia policial en el Hospital Zonal de Caleta

Los casos de agresiones al personal de Hospital Zonal de esta ciudad ya son habituales, sobre todo a quienes cumplen funciones de noche en la sala de guardia. El miércoles ingresó un sujeto que exigió inmediata atención, exhibiendo un cuchillo de grandes dimensiones con el que asustó a los trabajadores de la salud. Los directivos se reunieron ayer con el nuevo jefe de la Unidad Regional para solicitarle que se asegure presencia permanente de uniformados.

Caleta Olivia (agencia)

La situación límite que puso en alerta máxima a la dirección hospitalaria se produjo alrededor de las 3 de la madrugada del miércoles cuando un agresivo individuo -que luego sería identificado como Ricardo Araya- exigió a los gritos a enfermeras y a una administrativa ser atendido de inmediato por un caso que no pudo precisarse.
En ese lugar hay personal de la empresa de seguridad Rams, pero no tienen facultades para detener a una persona y en la práctica su misión se reduce virtualmente a la de atender llamadas telefónicas y hacer las veces de serenos o dar referencias a los pacientes que ingresan a esa sala ubicada en el ala del edifico que da sobre la avenida Eva Perón.
Para colmo, esta noche no se había presentado el efectivo policial que debía cubrir el turno de adicional, en base a un convenio que estableció el Hospital Zonal con la Unidad Regional Zona Norte.
El personal de Rams alertó inmediatamente a la Comisaría Primera y en contados minutos arribaron policías en varios patrulleros, quienes procedieron a reducir al agresivo sujeto, al cual esposaron y trasladaron a un calabozo.
Las escenas fueron grabadas por cámaras de video y reproducidas por el canal de televisión local, habiendo sido observadas por miles de vecinos.

REUNION CON EL JEFE POLICIAL
Este incidente motivó que el comisario inspector Omar Segovia, nuevo jefe de la Unidad Regional Zona Norte, acudiera ayer el hospital a requerimiento de la directora del nosocomio, Patricia Zari, quien estuvo acompañada por otros responsables de la institución, entre ellos Juan Basiglio y Betina Persani.
Al concluir el encuentro pudo saberse que el oficial de alta graduación prometió asegurar la presencia de uniformados las 24 horas del día y averiguar los motivos de la ausencia del efectivo que tenía que prestar el servicio adicional en la madrugada del miércoles.
Por otra parte, la doctora Zari le expuso el preocupante panorama que en materia de seguridad pública se viene registrando en el nosocomio, indicando que es notorio que en ese ámbito se percibe que la sociedad caletense se está tornando más agresiva.
Antes de ello, en declaraciones al periodismo, Zari comentó que lamentablemente los casos de agresión en el Hospital ya son cotidianos. También se quejó porque hay policías designados para cubrir los adicionales, pero no siempre cumplen con su misión ya que "hay algunos que solo están tres horas y se van", a pesar de que el Hospital paga un servicio a la institución que representan.
Pero más allá de esa circunstancia, reiteró que en el curso de los últimos años es notorio que "la sociedad se está tornando más agresiva y la seguridad se ve limitada".
En consecuencia, evaluó, "si no hay un cambio, seguiremos viviendo con mayor inseguridad porque cada día tenemos registro de gente intoxicada, además de alcoholizada, y eso hace que la conducta (de la gente que llega a la guardia hospitalaria) sea irrespetuosa".
Por otra parte, respondiendo a quejas de la comunidad acerca de que a la gente que acude a la guardia la hacen esperar mucho tiempo para ser atendida, indicó que muchos no comprenden que se deben priorizar las emergencias y, a modo de ejemplo, citó que "a veces vienen y exigen atención inmediata por consultas banales».

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico