Le prohibieron acercarse a menos de 200 metros de su ex pareja

Aldo Fuhr fue detenido el jueves a las 20:40. La policía había sido alertada de que había hecho subir por la fuerza a su camioneta a su ex pareja y que la había sometido a maltratos físicos y psicológicos. Según la denuncia, golpeó a su ex mujer y en medio de su violenta obsesión le desgarró las ropas en busca de comprobar si había mantenido relaciones sexuales con otra persona.

Una semana después de que alrededor de 500 personas marcharan por las calles céntricas de Comodoro Rivadavia para reclamar justicia por el femicidio de Vanesa Farías y para que se instrumenten desde el Estado políticas efectivas contra la violencia de género, en la noche del jueves un hombre fue detenido en el barrio Stella Maris, denunciado de secuestrar y golpear a su ex pareja.
El caso es investigado por la Agencia de Delitos Sexuales del Ministerio Público Fiscal, a cargo del fiscal Martín Cárcamo y su colaborador Cristian Ovalle.
De acuerdo a lo informado por la policía, la Seccional Tercera recibió un llamado donde se alertaba que una mujer había sido secuestrada por su ex pareja en la calle Cruz Abeijón del barrio Industrial y que había sido obligada a subir por la fuerza a una camioneta Chevrolet azul y blanca con la chapa despintada.
Efectivos de esa comisaría lograron interceptar la camioneta en la calle Saturnino López al 2.600 y su conductor fue detenido luego de que se resistiera. Fue identificado por fuentes oficiales como Aldo Fuhr, de oficio metalúrgico.
Según lo que investiga el Ministerio Público, habría hecho subir por la fuerza a su ex pareja a la camioneta y camino al Stella Maris la habría golpeado y le habría desgarrado las ropas.
Pese a que en un principio la policía había hecho trascender la hipótesis de que el agresor habría intentado abusar de su ex pareja, la víctima habría expresado que este le rompió la ropa en busca de comprobar si había mantenido relaciones con otro hombre, como le reprochaba.
La mujer fue hallada por la policía caminando con sus ropas rotas y en estado de shock por lo que fue puesta a resguardo del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito y la Comisaría de la Mujer que trabajó en conjunto bajo el protocolo establecido.
Fuhr fue puesto a disposición de la Justicia y ayer fue sometido a la respectiva audiencia de control de detención en la Oficina Judicial en donde el juez Alejandro Soñis decretó legal la detención, mientras que la investigación sigue su curso con recepción de testimonios y búsqueda de pruebas. También la Justicia dispuso que mientras se realiza la investigación el sospechoso no podrá acercarse a su ex pareja a menos de 200 metros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico