Le rechazaron la domiciliaria a Gisela Pérez

Gisela Pérez continuará detenida, al menos hasta el viernes 29. Ese día vence la prisión preventiva que le fue dictada durante la apertura de la investigación de los tres robos por los que fue imputada, uno de ellos en grado de tentativa y en los que se involucró con un menor. Ayer su defensa pidió una morigeración a la que se opuso la Fiscalía y el juez confirmó el mantenimiento de la medida de coerción.

La audiencia de revisión de la prisión preventiva de Noemí Gisela Pérez fue solicitada por su defensor, Guillermo Iglesias, y se llevó a cabo ayer cerca del mediodía en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. El acto fue presidido por el juez natural de la causa, Miguel Angel Caviglia, mientras que el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la funcionaria Natalia Gómez.
Hay que recordar que Pérez viene cumpliendo prisión preventiva desde el 29 de junio, ocasión en la que fue sometido al control de detención donde se formalizó la apertura de investigación en su contra, por los hechos que protagonizó junto al adolescente D.E.R. (17) y a otro sujeto que no pudo ser identificado.
En esa ocasión, el fiscal general Héctor Iturrioz la imputó por los delitos de robo agravado por la participación de un menor, en concurso real con robo doblemente agravado por ser cometido en lugar poblado y en banda con la participación de un menor, en concurso real con tentativa de robo doblemente agravado por ser cometido en lugar poblado y en banda con la participación de un menor. En todos ellos también imputó al menor como coautor.

EN CASA AJENA
Es válido señalar que Pérez, de 35 años, y el menor fueron detenidos por la policía el martes 28 del mes pasado a las 23:30 en Sarmiento al 1.200, en la zona céntrica de Comodoro Rivadavia, cuando sustraía un televisor LCD y una notebook de una vivienda a la que habían ingresado tras romper la ventana.
Los ladrones se movilizaban en Chevrolet Cruze y antes de ser detenidos le robaron una tablet a un niño de 7 años, tras ingresar a su domicilio del barrio Moure. Esa misma noche también cometieron otro robo en jurisdicción de la Seccional Tercera.
El acusador público no pidió medida de coerción para el menor, aunque sí reclamó dos meses de prisión preventiva para ella, pero el juez otorgó 30 días. Ambos coincidieron en la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación.
En la revisión de ayer la defensa solicitó que se morigere la prisión preventiva y se aplique el inciso primero del artículo 227 del Código Procesal Penal, que refiere a la permanencia continua en su domicilio, pero la funcionaria de Fiscalía se opuso al beneficio porque consideró que se mantienen los riesgos procesales que oportunamente fundaron la imposición de la medida. En consecuencia, le pidió al juez que mantuviera la prisión preventiva.
Tras escuchar a las partes, el juez rechazó la prisión domiciliaria y confirmó el mantenimiento de la medida de coerción que vencerá el viernes de la semana que viene.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico