Le revocaron la prisión domiciliaria a uno de los condenados por el crimen del sereno

Juan Gómez cometió la torpeza de salir de su casa mientras se encontraba cumpliendo arresto domiciliario y perdió ese beneficio. A principios del mes pasado fue condenado a 10 años y 8 meses de prisión por el homicidio del sereno, José Luis González y se le había permitido esperar la confirmación de la sentencia en su hogar. El mismo tribunal le revocó la morigeración y ordenó el viernes su regreso a la alcaidía.

Por el homicidio de sereno José Luis González –ocurrido el 25 de noviembre de 2015 en el barrio Stella Maris-, fueron condenados el mes pasado Juan Gómez y Pablo Levien a la pena de 10 años y 8 meses de prisión como coautores. Los dos llegaron a la instancia de debate beneficiados con arresto domiciliario y a pesar de haber recibido la condena con una pena alta, el tribunal entendió que podían mantener el beneficio y así lo autorizó oportunamente.
Lo cierto es que por otra causa que tenía pendiente Gómez con la Justicia, la policía fue a su domicilio a llevarle una notificación y para sorpresa de los efectivos, el condenado no se encontraba allí. Ese informe negativo fue elevado al Ministerio Público Fiscal, desde donde se requirió con urgencia una revisión de la medida de coerción morigerada.
La audiencia se llevó a cabo durante la jornada del viernes con el tribunal colegiado que lo condenó, el cual fue integrado por Mariel Suárez, Alejandro Soñis y Gladys Olavarría. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el funcionario, Cristian Olazábal, mientras que el imputado recibió la asistencia de la defensora pública, María de los Ángeles Garro.

PIDEN LA REVOCATORIA

En ese contexto, el representante de la Fiscalía sostuvo que Gómez incumplió la medida sustitutiva y en consecuencia solicitó que se le revoque el arresto domiciliario y se dicte su prisión preventiva.
En contraposición, la defensora solicitó que su pupilo continúe con arresto domiciliario porque en los 14 meses que lleva la medida es la primera vez que la incumple.
El tribunal de juicio le dictó a él y a Levien el arresto domiciliario bajo apercibimiento de revocarle la medida si se ausentase sin autorización judicial. En tanto que se espera todavía la confirmación de la fecha en la que se celebrará la audiencia de impugnación, en virtud del recurso que presentó la defensa ante la Cámara Penal.
Tras analizar los extremos expuestos en la audiencia el tribunal pasó a deliberar y se llegó a una resolución por mayoría.
Los jueces Suárez y Soñis resolvieron revocarle el arresto domiciliario a Gómez y dictaron su prisión preventiva, mientras que en minoría votó Olavarría, quien creyó el descargo de Gómez.
El condenado se justificó asegurándole a las partes que su ausencia obedeció a una enfermedad de su hijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico