Le revocaron todos los beneficios al preso que violó la domiciliaria

Pablo "Bizcocho" Barrientos -uno de los 10 presos beneficiados por las reparaciones en el Pabellón 5- regresó otra vez a la alcaidía y a pedido de la Fiscalía le revocaron todos los beneficios que había obtenido, como el arresto domiciliario y las salidas transitorias. Hoy le tocará rendir cuentas a Miguel Baeza, otro de los beneficiados que salió el sábado a las 9 y violó la domiciliaria.

A pedido de la fiscal general Mónica García, quien tiene a su cargo el área de Ejecución, se realizó ayer una revisión de la morigeración que se resolvió el viernes durante el tratamiento del habeas corpus correctivo por el cual se beneficiaron 10 presos del Pabellón 5 de la alcaidía.
Tal como informó en exclusiva El Patagónico, la medida resuelta el viernes se implementó desde las 9 del sábado y se extendió hasta el 21 de este mes, tiempo en el que se comprometió el Estado a concluir con las reparaciones edilicias de ese centro transitorio de detención.
Los 10 presos beneficiados están cerca de obtener la libertad y todos ya venían gozando de otros beneficios, como son las salidas transitorias. Uno de ellos es Pablo “Bizcocho” Barrientos, quien no llegó a permanecer 12 horas en su hogar y violó la medida.
En la segunda ronda que hizo la policía de la Seccional Tercera, confirmó que no estaba en su casa y salieron a buscarlo con la buena fortuna de encontrarlo en el mismo barrio Stella Maris, donde está domiciliado.
Por ese accionar, ayer la fiscal García pidió que se le revocara el arresto domiciliario y fue más allá todavía porque también pidió que se dejen sin efectos las salidas transitorias que también venía usufructuando.
La audiencia fue presidida por el juez de Ejecución Penal, Jorge Odorisio, quien hizo lugar al pedido de la Fiscalía y revocó el beneficio de Barrientos, a quien ordenó continuar su detención en otro pabellón de la alcaidía. El condenado, en tanto, fue asistido ayer por el abogado de la Defensa Pública, Mauro Di Taranto.

BAEZA TAMBIEN

A todo esto, El Patagónico confirmó que otro de los presos que se benefició con la medida también violó el arresto domiciliario. Se trata de Miguel Baeza, quien está condenado por el homicidio de Alejandro Riquelme Fernández, ocurrido en 2004, y además está acusado en otras causas por tenencia de armas y homicidio.
Baeza se ausentó de su domicilio cuando la policía fue a verificar y en la próxima ronda fue ubicado en la casa, por lo que se realizó un informe que fue elevado a la Fiscalía. En razón de ello, la fiscal Mónica García solicitará hoy que también se revoque su beneficio y vuelva a la alcaidía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico