Le robó a la novia de un amigo y se disculpó con 35 audios desopilantes

El ladrón de celulares, pasó de vociferar indignado "cómo le voy a robar a tu novia, pensá con la cabeza" a "bueno te devuelvo la batería". Llanto, indignación y justicia por mano propia en una de las tantas historias de robo que suceden día a día en Comodoro. El audio en la nota.

El lunes a la noche Nahir esperaba el colectivo en la parada de Rawson y Belgrano cuando fue sorprendida por un delincuente, quien bajo amenazas le arrebató el teléfono celular y luego escapó. Desde entonces las coincidencias no pararon.

Nahir tomó la Línea 2 para retornar a su casa y ahí volvió a encontrarse con el ladrón, le pidió que le devolviera su teléfono o la memoria al menos, y el joven en respuesta la agredió. Ese gesto le valió la indignación de los hombres que iban a bordo del colectivo que no dudaron en darle un escarmiento y dejarlo en la calle.

Cuando llegó a su casa se dio cuenta que el ladrón no era ni más ni menos que un amigo de su novio. El joven, primero temeroso e indignado le aseguró a su compañero que él no había robado y que su novia estaba confundida: "ella te miente", le explicó en los audios que luego compartió con El Patagónico.

"Mirá que le voy a andar robando a tu novia ¿con qué se va a comunicar?, pensá con la cabeza", reclamó insistente. De inmediato pasó al llanto y advirtió "¿vos te pensás que yo, siendo amigo tuyo, le voy a robar el celular a tu novia?". En ese momento, aseguraba que lo había encontrado en un asiento: "¡andá a preguntarle a Patagonia, boludo!".

LA NEGACIÓN

LA NEGACIÓN.mp3


EL COLECTIVO Y EL RECONOCIMIENTO

EL COLECTIVO


La catarata de audios pasa desde la negación, al llanto y luego al reconocimiento enfurecido por el escrache que la pareja había iniciado en su contra: "hoy te puedo dar la batería, después vemos lo de la memoria", advirtió en tono de condicionamiento.

Los 35 audios e intentos de recuperar la amistad y minimizar el robo son desopilantes y las frases de disculpa dan cuenta de que el vínculo que intenta recuperar se perdió para siempre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico