Le sangran los ojos y los médicos no encuentran la razón

Se llama Marnie-Rae Harvey, tiene 17 años, es de Inglaterra y llora por los ojos. Los doctores no saben qué es lo que le pasa y ella asegura que "siempre está encerrada en casa".

Harvey fue vista por todo tipo de especialistas, pero ninguno de ellos sabe qué es lo que le pasa. Como si fuese poco, no solo le sangran los ojos, sino también las orejas, la nariz, la lengua y las uñas.

"Me quema y cuando cubren mi pupilas, como ocurre usualmente con las lágrimas, no puedo ver", le cuenta Harvey a la BBC.

En el 2013 la adolescente tosió sangre y si bien los especialistas le dijeron que no era nada grave, tiempo después, en el 2015, una mañana amaneció toda cubierta de sangre que le había salido de sus ojos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico