Le secuestraron una Toyota Hilux gemela a un habitante del Ceferino

La División Sustracción de Automotores de Comodoro Rivadavia junto a la Brigada de Investigaciones secuestraron el miércoles a la tarde, frente al cementerio Oeste, una Toyota Hilux gemela procedente de Mendoza. Su original está en Buenos Aires. En lo que va del año la división ha secuestrado 20 vehículos "truchos" en las calles y diez en la Planta de Verificación por distintos impedimentos judiciales.

El oficial principal Sebastián Bevilacqua confirmó a El Patagónico que el miércoles a la tarde se secuestró una Toyota Hilux -dominio LAR 422- frente al cementerio Oeste.
Bevilacqua sostuvo que integrantes de la División Sustracción de Automotores junto a efectivos de la Brigada de Investigaciones se percataron de que la camioneta estacionada tenía algunos detalles llamativos y tras algunas averiguaciones pudieron comprobar que se trataba de una camioneta gemela.
"Está adulterada físicamente y la documentación. Viene de Mendoza por hurto de automotor y la verdadera está en provincia de Buenos Aires", informó el investigador.
El comprador dijo que la adquirió de buena fe a un zíngaro nómade que después que concretó la venta se fue de Comodoro Rivadavia. El vendedor le entregó solo la cédula verde.
"Hay diferentes modalidades, autos mellizos, gemelos y ponchos. Necesitas tener un verificador para saber que ese vehículo está adulterado porque a la vista de un policía convencional eso es imposible descifrarlo", afirmó Bevilaqua.
Hay varios corredores que traen vehículos adulterados desde Mendoza, La Matanza y Córdoba hacia el sur. Comodoro Rivadavia es el segundo parque automotor más importante de la Patagonia después de Neuquén. El más grande de Chubut.
"Es un negocio que desembolsa mucho dinero, casi igual o más que el narcotráfico. Una persona que se roba una Toyota Hilux de 800 mil pesos, y la vende en el mercado ilegal a unos 600 mil pesos tiene que pagarle a otra "célula" que se encarga de adulterar la documentación. En las organizaciones de robo de automotor, está el que levanta la camioneta, el que la adultera, y el que adultera la documentación", describió el experto.
Según las averiguaciones de la División de Sustracción, los que adulteran la documentación suelen encargar el trabajo a una "célula" que roba cédulas y papeles originales en provincia de Buenos Aires y Capital Federal.
Mientras, el que adultera físicamente las numeraciones del vehículo tiene que tener cuños y maquinaria específica. "Acá en Comodoro no se adulteran, ya vienen adulterados desde el norte. Acá se los secuestra, pero se está trabajando en detectar a las organizaciones criminales", comentó Bevilacqua.
En Comodoro Rivadavia hay muchos robos de -autos que se roban para usar y después son abandonados- y secuestros prendarios. "Hace dos días atrás en la Planta de Verificación secuestramos una Toyota Hilux por hurto de automotor y una Chevrolet S-10 que era gemela, que venía de Capital Federal. La Toyota había sido hurtada en Comodoro Rivadavia", comentó el jefe policial.

LO SACAN EN 48 HORAS"
Según Bevilacqua, a partir de las estadísticas que tienen en la División Sustracción Automotores, los vehículos que roban en Comodoro Rivadavia "en 48 horas lo sacan (de la ciudad y la provincia). Trabajarían en un 90 por ciento así. Se los llevan a Santa Cruz, Caleta Olivia o Río Negro y provincia de Buenos Aires".
El parámetro para aquel que es víctima de un robo de vehículo, son esas 48 horas. Tiene que buscarlo junto a la policía incansablemente. Si es de uso, suele aparecer en ese lapso abandonado en descampados del Cordón Forestal, Zona Norte y Stella Maris. Muy pocas veces suelen comprarlo algunos ingenuos.
Una vez que la víctima realiza la denuncia, los datos del vehículo son pasados a la División Sustracción de Automotores y en 24 horas está cargado a nivel nacional en donde sale el secuestro del vehículo.
"De acuerdo a las directivas del jefe de la División, Sergio Salamín, se han dispuesto controles de tránsito, acceso y egreso de Comodoro Rivadavia, en donde hemos secuestrado muchos vehículos adulterados. Colaboran con nosotros Brigada de Investigaciones, Operaciones Policiales y Seguridad Vial", explicó Bevilacqua.
En junio se secuestró en esta ciudad un BMW 320 gemelo de otro radicado en Cipolletti. El comprador lo había comprado de buena fe.
También se incautó un Renault Fluence, con pedido de secuestro por hurto en Córdoba. "Lo habían traído desde Córdoba sin ningún tipo de documentación", explicó el jefe policial que trabaja en esta ciudad desde hace 6 meses luego de llegar desde Trelew para investigar a una banda de estafadores.
Para evitar ser víctimas de este tipo de estafas, Bevilacqua le pide a los compradores que se acerquen a la Planta de Verificaciones del Stella Maris y supervisen el vehículo como así también exijan toda la documentación antes de realizar el trámite de compra-venta. Se otorgan 100 turnos de un día para el otro llamando al 0297-487407 de 9 a 12.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico