Legisladores harán gestiones para evitar el traslado del Centro de Control Aéreo

El diputado nacional Jorge Taboada y su par Ana Llanos mantuvieron reuniones informales con los trabajadores del Centro de Control Aéreo Comodoro Rivadavia, que será trasladado a Córdoba. Prometieron realizar gestiones para evitar que la empresa cierre la dependencia local. El senador Alfredo Luenzo, en tanto, se reunió con autoridades del gremio de ATEPSA y confirmó un encuentro con los controladores para el jueves que viene.

El traslado a Córdoba del Centro de Control Aéreo Comodoro Rivadavia -que informó en forma exclusiva El Patagónico- ya motivó la intervención de de los legisladores nacionales por Chubut, que se interiorización de la situación que atraviesan los 35 trabajadores de la dependencia ante el inminente cierre del área que desde hace más de un año opera en la base aérea de Km 9.
Tanto el diputado nacional Jorge Taboada, como su par Ana Llanos y el senador Alfredo González Luenzo, mantuvieron entrevistas al respecto y se comprometieron a realizar gestiones para evitar que la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), Sociedad del Estado, traslade la dependencia, obligando a sus empleados a tomar una decisión: quedar desvinculados, trasladarse a Córdoba costeando un alquiler y las consecuencias familiares del desarraigo; o bien ser trasladados a la Torre Control donde habría personal excedente y por supuesto realizarían un trabajo completamente distinto.

REUNION EN COMODORO

Según confirmó El Patagónico, Taboada y Llanos mantuvieron reuniones informales con los trabajadores previo a viajar a Buenos Aires. En el Aeropuerto General Mosconi, cabecera de la zona sur de la Patagonia, los controladores les contaron su situación y lo que significa esta decisión de la empresa para sus vidas.
Luenzo, en tanto, mantuvo en Buenos Aires una reunión con autoridades de la Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (ATEPSA), gremio que representa a los trabajadores desde que la empresa recibió la concesión del servicio que antes dependía de la Fuerza Aérea. Esta habría sido la primera maniobra irregular de la firma ya que antes los controladores estaban afiliados a la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA) y nunca fueron consultados por este cambio.
El legislador nacional se comprometió a realizar tareas en conjunto con el gremio y a su vez ratificó la gestión sobre el encuentro que mantendrá con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, para plantearle esta preocupante situación. Además, confirmó que la próxima semana mantendrá una reunión con los controladores.
Por lo pronto, los empleados del Centro de Control esperan poder concretar una audiencia con el gobernador Mario Das Neves, luego de que la semana pasada les comunicaran el inminente traslado del área a Córdoba, ciudad donde ayer la empresa presentó su plan de trabajo tras este cierre, en un gesto contrario a la sustentabilidad y desarrollo que un día antes plantearon los gobiernos nacional, provincial y municipal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico