Leo Ponzio adelantó que se va a retirar en River

El mediocampista aseguró que River será "el último club" de su carrera futbolística y que ese momento llegará cuando "la cabeza no esté preparada" para asumir compromisos en el más alto nivel del fútbol argentino. El plantel viajará hoy a los Estados Unidos.

El mediocampista Leonardo Ponzio aseguró ayer que River Plate será "el último club" de su carrera futbolística y que ese momento llegará cuando "la cabeza no esté preparada" para asumir compromisos en el más alto nivel del fútbol argentino.
"River va a ser el último club en el que juegue como profesional. El día que me retire va a ser cuando la cabeza no esté preparada para jugar a este nivel y no le pueda dar el máximo a este club", aseguró ayer Ponzio en conferencia de prensa desde el predio River Camp de Ezeiza.
Ponzio, de 35 años, tiene contrato con el club de Núñez hasta junio de 2018 y ya acumula cinco años durante su segundo ciclo, donde se ganó el afecto de los hinchas "millonarios" con el regreso a la Primera división y trofeos internacionales, ya que el primero se produjo entre 2007 y 2008.
"Lo vengo asimilando y creo que uno se va preparando. Me queda este año de contrato e intentaré dar el máximo para que las ganas sigan saliendo solas; semestre a semestre", apuntó el capitán de River Plate.
El ex Zaragoza, de España, también se refirió a su entrenador, Marcelo Gallardo, quien podría dejar el club, según la consulta de los periodistas en la conferencia de prensa, a fin de año.
"No demuestra que sea el último semestre. Lo tomamos como si se fuera a quedar por mucho tiempo. Cuando los entrenadores no llegan a los jugadores, es cuando piensa en otro rumbo, pero él intenta convencernos. Todos los años nos da cosas nuevas. Si el está contento, no sabremos si será en junio, diciembre o cuándo", indicó el volante santafesino.
Ponzio consideró que los refuerzos (Enzo Pérez, Ignacio Scocco, Germán Lux y Javier Pinola) para la presente temporada son "de primer nivel" y lamentó las partidas de los delanteros Sebastián Driussi e Iván Alonso.
"Seba es un chico del club que fue cumpliendo sueños. Le tocó emigrar. Si no hubiese sido por la cláusula, el estaba feliz. Iván nos dejó mucho. Es un chico que vino de la mejor manera, entendió su lugar y sumó mucha experiencia", expresó.
En tanto, Ponzio evitó la polémica por la tardía incorporación del defensor ecuatoriano Arturo Mina, quien no será tenido en cuenta por Gallardo y practicará desde hoy con el plantel, en la primera semana de trabajo para la pretemporada: "todo bien; pagará su multa, la cena y empezará a entrenar".
Por otra parte, el "Millonario", en materia de refuerzos, aún no se cerró su participación en el libro de pases ya que busca cerrar la contratación del juvenil mediocampista uruguayo Nicolás De La Cruz, mientras el regreso del defensor Leonel Vangioni, pretendido por clubes europeos, quedó prácticamente sin efecto.
El plantel de River se entrenó ayer en Ezeiza en el segundo día de trabajo luego de las vacaciones. Los futbolistas efectuaron ejercicios físicos con test de fuerza, tareas de neurociencia y resistencia.
El dato saliente fue la caída del arquero Augusto Batalla, quien quedó tirado en el césped durante unos minutos, pero con pronta recuperación.
Los dirigidos por Gallardo retornarán hoy a los entrenamientos, desde las 16, pero en el estadio Monumental, a puertas cerradas. Luego, emprenderán el viaje a Orlando, Estados Unidos, para el período más exigente de la pretemporada de cara a la revancha de octavos de final de la Copa Libertadores como local ante Guaraní de Paraguay. En la ida, River ganó 2-0 con goles de Scocco y Marcelo Larrondo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico