Les pidió a los policías que dejaran de jugar con sus celulares y lo golpearon

Luis Emilio León denunció que fue agredido por efectivos, luego de que se les acercara para anunciarles que recientemente le haían robado a un vecino. Como vio que estaban mirando sus teléfonos, los increpó y le respondieron a las trompadas.

Luis Emilio León, un trabajador municipal de 44 años que vive en el barrio Santa Isabel en Mar del Plata, denunció que, luego de discutir con unos efectivos durante un operativo en Playa Chapadmalal, un grupo de policías lo persiguió, lo detuvo y lo golpeó salvajemente.

Según su hermana, Alejandra, el hombre circulaba a bordo de su auto y detuvo la marcha al ver el control policial. Allí le habría reclamado a los efectivos que dejaran de jugar con los teléfonos celulares y se ocuparan de hacer su trabajo ya que poco antes un vecino había sido asaltado. "Quiso saber qué hacían los policías y les reprochó que un rato antes le habían robado a un hombre mayor del barrio", relató en diálogo con la prensa local.

Tras una pequeña discusión, uno de ellos intentó tomarlo de un brazo con la intención de bajarlo del vehículo, pero León aceleró y se metió en un campo cercano. Minutos después, aparecieron tres patrulleros en el lugar y cuando el hombre atinó a descender de la camioneta, los policías lo tiraron al piso, lo esposaron y le propinaron una feroz golpiza que incluyó golpes de puñetazos y patadas en todo el cuerpo. "Lo desfiguraron",aseguró su hermana.

León fue trasladado al destacamento policial de Acantilados y recuperó la libertad alrededor de las 2:30 del lunes. Ese mismo día, el hombre concurrió a la comisaría Vucetich a realizar un descargo y allí se constataron las heridas provocadas por la golpiza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico