"Levantar la veda es un gesto de buena voluntad", afirmó Quinteros

El basquetbolista de 37 años destacó que "llegar a un acuerdo es lo que más nos interesa. Creemos en que los dirigentes también pretenden solucionar este tema".

Paolo Quinteros, integrante del plantel de Regatas Corrientes, destacó que el hecho de que la Asociación de Jugadores (AdJ) de básquetbol haya levantado la veda contractual exhibe "un gesto de buena voluntad" para solucionar el conflicto desatado por la decisión dirigencial de liberar los cupos de extranjeros.
"Levantar la veda es un gesto de buena voluntad. Ahora esperamos que la dirigencia siga este camino", expresó el escolta entrerriano, de dilatada trayectoria en la Liga Nacional (LNB).
Alrededor de 100 jugadores, reunidos en asamblea en un hotel de la ciudad de Buenos Aires, decidieron deponer la medida de fuerza y aguardar una posterior reunión con la Asociación de Clubes (AdC) para destrabar la situación.
"Llegar a un acuerdo es lo que más nos interesa. Creemos en que los dirigentes también pretenden solucionar este tema", se esperanzó Quinteros, de 37 años.
La dirigencia del básquetbol local planteó hace dos semanas, aproximadamente, la liberación de fichas mayores y eso le permitiría a cada club contratar a ocho jugadores extranjeros si quisiera.
"No nos parece que sea solución que haya tantos extranjeros en LNB o TNA (Torneo Nacional de Ascenso)", apuntó Quinteros, quien fue campeón con tres equipos de Liga: Estudiantes de Olavarría (2000-01), Boca Juniors (2003-04) y Regatas Corrientes (2012-13).
"Si los dirigentes mantienen su postura de no negociar, veremos cuál es el camino a seguir", resaltó el oriundo de Colón, ante la consulta de Télam.
"Esto es claro: si un club tiene 10 pesos para gastar y arregla contratos por 15, obviamente, estamos en la creación de un problema", ejemplificó.
"Son ellos (los directivos) los que deben darse cuenta si están realmente en condiciones de contratar. Es lógico también que habrá clubes con mayor presupuesto que otros y ese peleará los puestos de arriba. Las dirigencias deben sincerarse", sostuvo el escolta.
"Nosotros no nos metemos en el aspecto presupuestario. Nosotros somos jugadores, pero creemos que es inviable que se mencionen topes presupuestarios", agregó.
Por último, Quinteros consideró que "es clave" que las instituciones "cumplan con lo acordado" una vez firmadas las vinculaciones.
"Se había pactado que el libre deuda (documento que reconoce que las instituciones están al día en sus obligaciones contractuales) se presentaría 30 días después de finalizada la temporada. Y ahora se extendió hasta el 12 de agosto, es decir, 49 días más tarde del último partido que fue el 23 de junio", remarcó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico