Levantaron la cautelar que prohibía los boliches porteños

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño, consideró que la medida del juez Roberto Gallardo que prohibía toda actividad comercial de baile con música en vivo o música grabada en la Ciudad de Buenos Aires por la ausencia de controles oficiales "es un verdadero disparate".

La justicia porteña había prohibido ayer "toda actividad comercial de baile con música en vivo o música grabada" al considerar que los controles que realiza el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a los establecimientos son "arbitrarios e ilegítimos", luego de lo ocurrido semanas atrás en la fiesta electrónica Time Warp en Costa Salguero, donde murieron cinco jóvenes por consumo de drogas.
La resolución la había tomado el juez Roberto Gallardo al hacer lugar a una medida cautelar peticionada por la Asociación Civil Vientos de Libertad, la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores, presidida por Sergio Sánchez, amigo del papa Francisco; y la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA).
Sin embargo un acta acuerdo suscripta anoche ante el juez Lisandro Fastman, a cargo del juzgado N° 14 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, dejó sin efecto la medida cautelar dictada ayer a la mañana por el juez Roberto Gallardo.
La medida contra el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Agencia Gubernamental de Control apuntba a "omisiones" en las inspecciones a los establecimientos nocturnos que los amparistas calificaron de "arbitrarias e ilegítimas".
Con lo ocurrido en Costa Salguero como ejemplo, los demandantes apuntaron que hay un modelo de negocio "que combina la comercialización de sustancias adictivas de diverso grado de peligrosidad con la creación de una atmósfera que a través de diversos mecanismos (control de la temperatura, humedad y ventilación, entre otros) erosiona la autonomía emocional de los jóvenes".
El fallo señaló que el Tribunal "pudo constatar que se realizan fiestas electrónicas y otras actividades en incumplimiento a la normativa vigente, y fuera de todo control de las autoridades".
Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño, consideró que la medida del juez Roberto Gallardo que prohibió toda actividad comercial de baile con música en vivo o música grabada en la Ciudad de Buenos Aires por la ausencia de controles oficiales "es un verdadero disparate".
"Si bien nosotros respetamos las decisiones de la Justicia, en este caso no estamos para nada de acuerdo con el accionar del Juez", escribió el jefe de gobierno en su cuenta de Twitter, y adelantó: "Como gobierno le estamos mandando a la Justicia un pedido de revocatoria para que se levante la suspensión".
"Hemos suspendido las fiestas electrónicas hasta que las medidas no estén implementadas, pero clausurar la noche es un despropósito", finalizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico