Levantó a una mujer a la salida de un boliche y le pegaron un tiro para robarle

Durante la madrugada de ayer un hombre salió de un boliche del sector de Loma. Tras abordar su Hyundai Genesis, una mujer le pidió en Ameghino y Alvear si la podía llevar hasta su casa. Antes debían pasar a buscar a su "hermana" en Ameghino al 1.500. Pero la segunda mujer se subió al auto con tres hombres. Lo apuntaron con un arma y lo obligaron a seguir hasta Misiones al 3.000 en La Floresta. Allí le pegaron un tiro en una pierna y lo golpearon para robarle la billetera, la campera y hasta la pantalla del DVD del coche.

"¿Me podés llevar a mi casa?", le pidió ella en plena esquina de Ameghino y Alvear. Se trataba de una joven morocha. Eran las 7:15 y estaba en la zona de boliches. La chica buscaba una presa que cazar. El había salido de la disco de avenida Rivadavia al 1.400 y ante la solicitud no tuvo problemas en subir a la mujer a su portentoso Hyundai Genesis.

Mientras conversaban, la joven le pidió que pasaran a buscar a su "hermana" en otro boliche de Ameghino al 1.500.

Hasta el lugar indicado llegó el cordial automovilista seducido por los dotes de la morocha. Estacionó frente a la bailanta, pero el problema nació cuando al vehículo blanco con vidrios polarizados no solo se subió la supuesta hermana de la joven, sino que tres hombres ascendieron junto a ella.

La ilusión de la aventura con dos mujeres se frustró rápidamente para el conductor cuando subieron los tres desconocidos invitados por la muchacha.

Según la denuncia de la víctima ante la policía, cuando circularon algunas cuadras uno de los hombres lo amenazó con un arma de fuego. Le exigió que siguiese conduciendo hasta La Floresta.

Le marcaron el destino. Le indicaban por dónde debía conducir. Cuando llegaron a Misiones al 3.000 bajaron todos. A la víctima le pegaron un tiro en la pierna derecha y lo patearon como una bolsa.

El automovilista había caído en las redes de una "viuda negra". Los delincuentes lo golpearon hasta quitarle la campera de cuero y la billetera con los 800 pesos que le habían quedado de la noche de diversión. Antes de irse los ladrones se llevaron hasta la pantalla LCD del reproductor de DVD del automóvil.

La víctima debió ser asistida en el Hospital Regional. Allí permaneció internado durante la mañana en observación y luego de ser sometido a una cirugía recuperó el alta.

En el caso tomó intervención personal policial de la Seccional Cuarta que secuestró el automóvil para que la Policía Científica realizara una inspección en busca de huellas y elementos para identificar a los autores del robo.

La Brigada de Investigaciones también trata de identificar a los delincuentes que se aprovecharon del ingenuo automovilista.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico