Lezcano deambulaba por San Antonio con otra fisonomía e identidad falsa

Tras permanecer nueve días prófugo, Javier Lezcano -el condenado a prisión perpetua que había escapado de la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia- fue recapturado en la localidad rionegrina de San Antonio Oeste. El homicida del estudiante de geología, Alejandro Balle, se había cortado el pelo y la barba. Además, su rostro quemado por el sol le daba otra fisonomía. Utilizaba un documento falso, pero fue reconocido por sus particulares cicatrices y tatuajes. Entre el lunes y martes será trasladado a esta ciudad.

Los investigadores policiales comodorenses ya manejaban la información de que Javier Alejandro Lezcano, quien el 12 de octubre se había fugado de la alcaidía policial de esta ciudad, no estaba en Comodoro Rivadavia. Presumían que podía haber huido hacia su provincia natal, Río Negro y por ello enviaron los respectivos oficios de su captura.
No se sabía si el peligroso condenado a prisión perpetua había escapado hacia la cordillera, el valle o la costa de esa vecina provincia.
De acuerdo a la información oficial a la que accedió El Patagónico, la policía rionegrina había intensificado los controles en San Antonio Oeste debido a una serie de robos armados ocurridos en los últimos días.
En ese contexto, la policía de la localidad identificó sobre la calle a Lezcano cuando se encontraba en una estación de servicio. Al tratarse de una persona desconocida para la policía fue identificado, pero el individuo no llevaba documento de identidad. Por ello, brindó un nombre y apellido falsos.
Los policías lo trasladaron a la comisaría local y dieron intervención a la división de investigaciones de Río Negro. Ante las sospechas de que podía tratarse del fugado de Comodoro Rivadavia se comunicaron con la Brigada de Investigaciones para intercambiar fotografías.
De inmediato, el personal policial de esta ciudad reconoció a Lezcano a pesar de que tenía el pelo corto, estaba sin barba y tenía el rostro colorado producto del sol.
Su estética era distinta a la que tenía en su lugar de detención.
Los investigadores comodorenses aportaron las principales características del prófugo como una cicatriz en la zona de la espalda además de tatuajes en los hombros.

ESPERA TRASLADO
Esas particularidades terminaron de confirmar que los policías rionegrinos estaban ante el evadido. Este quedó detenido en la Comisaría Séptima de San Antonio Oeste a disposición de la justicia comodorense, según se informó.
Se estima que Lezcano sería trasladado a esta ciudad entre el lunes y martes después que se libren los exhortos correspondientes entre la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y Justicia de Río Negro. El área de Operaciones de la Unidad Regional, en tanto, dispondrá cómo será el traslado. Seguramente lo hará una comisión de las fuerzas especiales de la policía.
Lezcano fue condenado por homicidio criminis causa –cometer un asesinato para ocultar otro delito- que tuvo como víctima al estudiante de Geología, Alejandro Balle. El joven oriundo de Río Senguer fue atacado en la vivienda que alquilaba en la calle Larreta 80, en Kilómetro 5, durante la noche del 25 de julio de 2013.
Esa noche fue seguido desde que salió de su trabajo en la zona de La Loma. Los sospechosos viajaban a bordo de un Fiat Palio que estaba al mando del otro condenado Santiago Reuter, quien recibió 10 años por el delito de robo agravado.
El principal objetivo era sacarle las llaves del local de juegos y electrónica para poder robarlo. Balle se resistió al ataque y forcejeó con Lezcano hasta que recibió un golpe en la cabeza y luego un disparo.
Durante el juicio Lezcano recibió prisión perpetua y el tercer imputado, Luis Humberto Espinoza, fue absuelto.
En enero de este año los ministros de la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia del Chubut, Alejandro Panizzi, Jorge Pfleger y Aldo Luis De Cunto, confirmaron la sentencia condenatoria contra Lezcano.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico