Lezcano sigue prófugo y hay reproches contra uno de los jefes de la alcaidía

Ya se cumplieron tres días sin novedades de la captura del homicida fugado. Algunos policías se contactaron con este diario para manifestar su malestar porque el miércoles a la tarde, en el momento en que se detectó la fuga, el segundo jefe de la alcaidía policial, Omar Martínez, no se hallaba en esta ciudad porque estaba realizando servicios adicionales para el banco móvil del Banco Chubut en una localidad del interior provincial. Ya hay dos comisarios que han sido apartados por realizar tareas adicionales porque una circular de la jefatura establece que están impedidos de efectuar esa labor.

Ayer se cumplieron tres días de la fuga de Javier Alejandro Lezcano y la policía todavía no ha podido recapturarlo. El Ministerio Público Fiscal le informó ayer a la madre de Alejandro Balle, a quien Lezcano mató a sangre fría el 25 de julio de 2013, que el pedido de captura del evadido ya es internacional.
Mientras tanto, además de Comodoro Rivadavia la Brigada de Investigaciones lo busca también en la zona de El Bolsón en donde estuvo prófugo antes de ser condenado por el homicidio de Balle. Todo apunta a que Lezcano era esperado por un vehículo el miércoles a la tarde en el exterior de la alcaidía, por lo que se cree que habría logrado huir de esta ciudad.
Incluso hay registros de cámaras de seguridad ubicadas cerca del predio de la alcaidía que los investigadores están analizando en busca del vehículo que pudo haber utilizado para la huida.
A la vez continúa la investigación interna para establecer cómo es que Lezcano tuvo acceso a una lima para burlar la seguridad del recinto y por qué la presencia del elemento con el que cortó los barrotes no fue advertido por los celadores.
Se cree que la fuga se perpetró entre las 19 y las 20:45 del miércoles cuando los policías se dieron cuenta de su ausencia. Fueron casi dos horas en que el reo tuvo tiempo para escapar y eludir los retenes que luego se pusieron en las rutas para evitar que saliera de esta ciudad.

ADICIONALES
En medio de la investigación interna, llamados telefónicos a este diario realizados por policías que pidieron resguardo de identidad, reprocharon la tarea de uno de los jefes de la alcaidía policial. Se trata del segundo jefe, el subcomisario Omar Martínez, quien según confirmaron otras fuentes policiales, en el momento de la fuga se encontraba realizando tareas de servicio adicional. Se trataba de la custodia del banco móvil de la Policía de Chubut en el interior de la provincia.
Incluso, según las mismas fuentes, sobre las 21 del miércoles un móvil policial salió desde una comisaría del interior hacia Comodoro Rivadavia trasladando a Martínez hacia el recinto carcelario que tiene a cargo.
En la actualidad hay dos comisarios que han sido denunciados por subalternos de realizar trabajos adicionales, lo que además de restarle tiempo a sus funciones, de alguna manera le "quita" puestos de trabajo para los policías de menor jerarquía que necesitan de ese ingreso extra.
Incluso, según informaron fuentes oficiales, hay una circular en todas las dependencias policiales de la que dio curso ya hace tiempo la Unidad Regional en la que se deja en claro que los jefes de comisarías no pueden realizar adicionales. Es que por la jerarquía y el cargo de estar al frente de una dependencia se les retribuye un plus y solo se les pueden abonar operativos diagramados en los que vayan a cargo, pero no pueden prestar servicios adicionales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico