Liberaron a los sospechosos de haber baleado al soldado voluntario

El hecho ocurrió en la localidad de Sarmiento. Los hermanos Cristian y Matías Alejandro Burgos no podrán acercarse a la víctima pero quedaron en libertad.

Por pedido de la Fiscalía, el juez Roberto Casal, resolvió formalizar la investigación preparatoria de juicio contra los hermanos Cristian (20) y Matías Alejandro Burgos (22).

Los jóvenes, están sospechados de haber disparado con un arma de fuego, contra un soldado voluntario, cuando caminaba junto a su novia y un amigo en inmediaciones de las calles Ameghino y España de la localidad de Sarmiento. La parte investigadora, obtuvo un plazo de cuatro meses para culminar la investigación.

El acto judicial, fue presidido por el magistrado Roberto Casal. El Ministerio Público Fiscal, estuvo representado por la funcionaria, Marisol Sandoval. Los imputados, en tanto, recibieron el asesoramiento del abogado adjunto, de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzun.

En este contexto, la funcionaria de Fiscalía, solicitó que se declare legal la detención de los dos jóvenes. Asimismo, pidió un plazo de cuatro meses de investigación.

Por su parte, el abogado defensor no formuló objeciones a pieza de apertura, ni al plazo solicitado para la investigación.

En cambio, si se opuso a la medida de presentación semanal en la Comisaría, al considerar que la Fiscalía, no había fundamentado su requerimiento.

También, otorgo el plazo requerido por los investigadores y dispuso la orden de prohibición de contacto.

En este marco, el juez Casal indicó que le asistía razón a la Defensa con respecto a la medida de coerción y ordenó la inmediata libertad de los imputados.

Asimismo, explicó que la calificación legal provisoria escogida, es la de presuntos autores del delito de tentativa de homicidio. En este sentido, propuso que se establezca una orden de prohibición de contacto personal, telefónico y de cualquier medio de acercamiento, entre los sospechosos y la víctima.

Con respecto a las medidas de coerción, requirió que los imputados, se presenten una vez por semana en la Comisaría local y antes de recuperar su libertad se proceda a la aplicación del protocolo único de identificación, en la oficinas de la Fiscalía.

"NO SABEMOS PORQUE NOS DETUVIERON"

En otro orden de cosas, los imputados utilizaron su derecho a declarar, indicando que no entendían el motivo de su detención.

Según su versión de los hechos, en ese momento se dirigían al Hospital local a buscar a su madre a quien le habían otorgado el alta médica, luego de permanecer internada como consecuencia de una golpiza.

En este sentido, afirmaron que la Policía no encontró ningún arma de fuego en el vehículo requisado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico