"Life: vida inteligente" trae terror y ciencia ficción al Cine Coliseo

Una tripulación de la Estación Espacial Internacional viaja a Marte para comprobar si las muestras recogidas en el planeta rojo presentan indicios de vida inteligente, lo que finalmente confirman, sin saber que no solo arriesgan su vida sino toda la existencia humana ya que los extraterrestres son más inteligencias de lo que se creía.

Daniel Espinosa, el director de "Life: vida inteligente" acepta que la película que el jueves se estrenará en el Cine Coliseo, en simultaneo con las principales salas del país, originará inevitables comparaciones con el filme de ciencia ficción y horror "Alien, el Octavo pasajero", de Ridley Scott. Sin embargo, el director señala que hay una distinción clave que espera que el público haga: "El realismo de 'Life' la hace diferente de otras películas".
Espinosa asegura que "Alien" tiene lugar 200 años en el futuro. En cambio el argumento de su película "podría tener lugar el día de mañana".
"Life: vida inteligente" cuenta la historia de Roy Adams, David Jordan y la tripulación de la Estación Espacial Internacional que viaja a Marte para comprobar si las muestras recogidas en el planeta rojo presentan indicios de vida inteligente.
Cuando uno de los científicos a bordo examina la única célula encontrada, se halla la prueba de que hay vida extraterrestre. El equipo decide examinar y establecer contacto con el organismo alienígena. Sin embargo, sus integrantes descubrirán demasiado tarde que esta forma de vida es más inteligente de lo que esperaban, hasta tal punto que sus vidas podrían estar en grave peligro. Y si ese ente microscópico llega a la Tierra podría poner en peligro toda existencia humana.
El realismo del filme ha dependido en parte del desempeño de los actores, quienes durante el rodaje tuvieron que mirar constantemente como si estuvieran flotando en el espacio. Ryan Reynolds calificó los efectos de desafío de la gravedad como "toda la tontería de Hollywood y Pilates", mientras Jake Gyllenhaal decía en broma que su colega que "tiene una manera real de chupar el oxígeno de una habitación".
Ese tipo de camaradería estaba presente en el set integrado por Ryan Reynolds (Rory "Roy" Adams), Jake Gyllenhaal (Dr. David Jordan) Rebecca Ferguson (Miranda Bragg), Hiroyuki Sanada (Sho Kendo), Ariyon Bakare (Hugh Derry) y Olga Dihovichnaya (Katerina Golovkin).
Tras finalizar el rodaje Rebecca Ferguson se mostró satisfecha con el resultado final del filme. "Me di cuenta de que la película que vi no es la película que filmé", explicó. "En el set era como una especie de ambiente hogareño, divertido, un montón de chistes".
Gyllenhaal tamibién se ha mostrado de acuerdo, calificando el set de "un lugar maravilloso para estar. Nos reímos todo el tiempo, ninguno de nosotros se lo tomaba en serio, así que siempre había un espíritu maravilloso en el set".
Y aunque los actores pueden interpretar personajes heroicos en la película, Reynolds dice que es la última persona a la que deberían llamar en caso de un contacto alienígena hostil.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico