Liliana Bodoc defendió la literatura juvenil y el nivel alcanzado por ese género en el país

La escritora ofreció ayer una charla sobre su libro "Tiempo de Dragones: La profecía imperfecta". Fue en el auditorio del Centro Cultural. Defendió la literatura juvenil y consideró que es un género valiente que cuenta con grandes escritores a nivel nacional.

La Feria Internacional del Libro de Comodoro Rivadavia vivió ayer su anteúltima jornada con las presentaciones de Ximena Sáenz, con su libro "Apuntes de Cocina. Para uno, para dos o para más"; Sandra Russo, con su obra "Lo femenino. Aproximaciones a las mujeres como enigma" y Liliana Bodoc, que presentó su libro "Tiempo de Dragones: La profecía imperfecta". Todas estas actividades se realizaron en el auditorio del Centro Cultural.
El viernes, como antesala de su presentación de ayer, Bodoc brindó una conferencia de prensa donde celebró la organización de la Feria del Libro y se mostró sorprendida por la calidad humana de los comodorenses.
"Es maravilloso venir al sur, particularmente a Comodoro y a un evento como este. La calidad y variedad de esta Feria del Libro me impresionó, motiva a recorrer cada espacio. El Centro Cultural me parece un lugar fabuloso", consideró.
En ese marco, la escritora recordó cómo la "Saga de Los Confines" le permitió dedicarse de lleno a la literatura y cómo su trabajo ha logrado traspasar a distintas generaciones. "Es verdad que fue lo primero que edite hace 18 años. Para mí fue abrir la puerta para las ediciones y a un trabajo como una pasión, como lo sigue siendo, y la verdad que fue muy significativo el encuentro del público con la 'Saga de Los Confines'. La identificación de los jóvenes con los héroes que no tienen nada de anglosajones y tienen mucho de mestizos", sostuvo.

UN GENERO QUE DESAFIA

La autora de "Tiempo de Dragones: La profecía imperfecta" también se refirió al momento que está viviendo la literatura juvenil. "Hay un boom literario y por supuesto hay un boom comercial. Todo lo que eso significa para bien y para mal. Hay mucho y, a veces demasiado. Los libros pasan y pasan y ni siquiera se les da un tiempo para que hagan un camino. Ahora en contraposición, los chicos tienen una diversidad de propuesta para todos los gustos y géneros, y creo que se empieza a tomar enserio a la literatura infantil y juvenil con una propuesta estética del lenguaje", consideró.
En este sentido, Bodoc aseguró que los prejuicios contra este género continuarán siendo una constante. "Siempre tuvo y tiene, y quizás tenga, un tipo de prejuicio porque hay un mundo académico, y con gesto serio, al que le parece, sin leerla, que la literatura juvenil es una acumulación de diminutivos. Yo creo que les bastaría con leer un par de autores nacionales para cambiar de opinión", recomendó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico