Linares responsabiliza a Nación por la falta de obras

Tras cumplirse el segundo día de reclamos en los obradores de las obras del aterrazamiento del Chenque y el Estadio Centenario, el intendente Carlos Linares confirmó que el municipio realiza gestiones para que el Ministerio de Planificación de la Nación destrabe el pago de las certificaciones. "Acá hay mala intención", manifestó.

El martes se desencadenó un nuevo conflicto en la construcción, sumándose al que desde la semana pasada mantiene el Sindicato de Obreros Unidos de la Construcción de Chubut (SOUCH) exigiendo la reactivación de las obras en el puerto, una de las tantas promesas esbozadas por el ministro de Transporte de Nación, Gerardo Dietrich, durante su paso por Comodoro el 28 de abril.
Ayer la fumata de hollín producto de la quema de neumáticos se volvió a hacer sentir, luego de que los trabajadores de la Unión Obrera de la Construcción de la Republica Argentina (UOCRA) reiniciaran las medidas de fuerza que comenzaron el martes, en esta caso por dos nuevas obras que se hallan paralizadas: el aterrazamiento del cerro Chenque y el Estadio del Centenario.
El intendente Carlos Linares apuntó directamente contra el Gobierno nacional por el retraso en el pago de la certificación de obras, lo que impediría en principio que la empresa a cargo de los trabajos ejecute en tiempo y forma el pago a sus trabajadores.
“Hay un atraso importante en la certificación de obras de Nación, lo que impide cobrar a las empresas y por ende se atrasa el pago de salarios de trabajadores”, afirmó el intendente, de los pocos funcionarios que sale a dar la cara en estos meses de conflictos laborales en la Cuenca del Golfo.
"Lo mismo está pasando con la obra del Aeropuerto y la doble trocha Comodoro-Caleta. Acá hay mala intención”, acusó Linares, manifestando que "lo que preocupa es que (los funcionarios de Mauricio Macri) no blanqueen porque el que paga los platos rotos es el trabajador".
El jefe comunal confirmó que ya se avanzó en gestiones con el Ministerio de Planificación de la Nación con el propósito de destrabar esta situación. Fue su secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Abel Boyero, quien mantuvo comunicaciones con funcionarios nacionales para la cancelación de estas certificaciones.

"INTERESES CRUZADOS"
"Estamos tocando todos los resortes para destrabar este tema; hay un problema nacional de que esto no arranca, por ende los altos índices de desocupación. Acá hay muchos intereses cruzados y esto afecta al plan de obras que tenemos", cuestionó.
Además adelantó que el próximo mes habrá un “paliativo”, ya que se pretende avanzar en algunas obras con presupuesto provincial y municipal, en virtud de que el objetivo es tratar de disminuir el impacto de la crisis generando puestos laborales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico