Lionel Messi: "yo me dedicaba a jugar al fútbol y confiaba en mi papá"

El capitán de la selección argentina declaró ante la justicia española por el caso de evasión fiscal en el que está imputado. Por recomendación de su defensa, el crack rosarino no respondió a las preguntas de la Abogacía del Estado, que es la única que lo acusa y pide para él una pena 22 meses y medio de prisión, igual que para su padre, por tres delitos fiscales.

El astro del Barcelona y del seleccionado argentino Lionel Messi compareció ayer ante la justicia española, por el caso de evasión fiscal en el que está imputado, e insistió en que sólo se dedica a "jugar al fútbol" y que del manejo de sus ingresos se ocupa su papá.
Sobre las 10:15 hora local (5:15 de Argentina), el capitán "albiceleste", vestido de traje negro, camisa blanca y corbata, se bajó de una camioneta con sus acompañantes -entre ellos su hermano Rodrigo y el fisioterapeuta de la AFA 'Dady' D'Andrea-, y con semblante serio y sin hacer declaraciones, ingresó a pie por las escalinatas del Palacio de Justicia catalán.
Tras esperar pacientemente durante casi tres horas sentado en una silla -primero mientras escuchaba tecnicismos y luego a su padre exculpándolo de todo-, Messi finalmente afrontó el interrogatorio del tribunal que lo juzga a él y a su padre Jorge por la presunta evasión de 4,1 millones de euros a la Hacienda española entre 2007 y 2009.
¿Usted supo si tributaba por los derechos de imagen?, le preguntó la fiscal del caso al futbolista, quien respondió: "La verdad que no, no sabía nada".
"Como explicó mi papá, me dedicaba a jugar al fútbol, y yo confiaba en mi papá y en los abogados que llevan las cosas", completó el crack rosarino.
La declaración de Messi duró 15 minutos y no aportó mucho más a lo que ya había explicado el futbolista en su primera comparecencia ante la justicia en setiembre de 2013, cuando el caso estaba en fase de investigación.
Por recomendación de su defensa, el crack rosarino no respondió a las preguntas de la Abogacía del Estado, que es la única que lo acusa y pide para él una pena 22 meses y medio de prisión, igual que para su padre por tres delitos fiscales.
Aceptó someterse al interrogatorio de la Fiscalía, que lo exculpa y sólo apunta a Jorge, a quien considera responsable de la creación de un entramado societario para ocultar a la Hacienda española parte de los ingresos del futbolista, que durante los tres años sometidos bajo investigación ingresó algo más de 10 millones de euros sólo en concepto de derecho de imagen.
La fiscal, Raquel Amado, cree que Messi no intervino en la gestión de su patrimonio y que desconocía todo lo relacionado con el mecanismo defraudador, a pesar de ser el director y único accionista de la empresa Jenbril, la empresa radicada en Uruguay que cobraba por sus derechos de imagen y luego suscribió contratos con otras entidades domiciliadas en jurisdicciones de conveniencia como el Reino Unido y Suiza.
¿Llegó a tener alguna entrevista con los abogados (asesores fiscales) para que le explicaran algo sobre las empresas? "No, nunca", remarcó Messi.
A pesar de que reconoció haber firmado contratos en nombre de Jenbril, el futbolista dijo que no sabía que era único accionista y director de la empresa.
Además, la procuradora inquirió a Messi que le respondiera si firmaba con los ojos cerrados, sin preguntar nada, y él insistió: "Confío en mi papá y nunca se me pasó por la cabeza que me iba a engañar".
"No sé nada de esos temas, nunca me interesé, así que no sabía", remarcó, cuando se le preguntó si llegó a sospechar que no cumplía con sus obligaciones tributarias. Esta cuestión es clave, ya que el juez instructor sostuvo que existen elementos que debían haber "despertado sospechas" por parte del futbolista, en relación con la gestión de su patrimonio millonario.
"Lo único que sabía era que firmábamos contratos con patrocinadores, y que tenía que hacer anuncios y esas cosas, pero por dónde entraba y a dónde iba el dinero no tengo idea", sostuvo Messi, quien recordó haber visto a su asesor fiscal "dos veces como mucho" en su vida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico